Jonsbo ha presentado hoy un nuevo sistema de refrigeración para GPU en forma de una tarjeta PCI con tres ventiladores que pretenden aumentar la ventilación de la tarjeta gráfica forzando un mayor flujo de aire. El sistema VF-1 se conecta mediante un conector SATA y ofrece tres ventiladores de 80mm que son capaces de alcanzar 1500RPM con una sonoridad muy baja de 18dB según Jonsbo.
El Jonsbo VF-1 tiene unas medidas de 134mm x 270mm x 20mm y se instala directamente sobre el puerto PCIe inferior a donde tengamos montada nuestra tarjeta gráfica, aunque esta fabricado en aluminio y no contiene nada más dentro de su carcasa, tiene un peso 372 gramos, por lo que el fabricante ha añadido un conector PCIe falso para usarlo también de soporte y así evitar vibraciones por movimientos.
El fabricante habla de bajar las temperaturas con este sistema hasta en 5 grados y no ha revelado el precio de esta unidad.
 

Comentarios