Según cuenta una entrevista publicada en Huffington Post al supervisor de efectos especiales de la octava temporada de Juego de Tronos, la última temporada de la serie podría retrasar la fecha de lanzamiento frente al habitual lanzamiento en primavera.

Las razones pasan por que la serie no estaría lista debido a los cambios constantes que están teniendo lugar en la producción, ya que el supervisor destaca que cada día se producen varios cambios de rumbo en busca de ofrecer el mejor fin de fiesta posible.

Al ser preguntado por el estreno, el entrevistado habla de que la serie no se estrenará antes del 31 de mayo de 2019. Por lo que el estreno de la octava temporada podría darse en pleno verano o más tarde

HBO por su parte sigue alegando que el estreno está previsto durante la primera mitad del año 2019, así que podríamos estar hablando de un estreno durante el mes de junio en el peor de los casos por lo que se sabe por ahora.

 

Comentarios