Ayer por la noche asistíamos al Nintendo Direct en el que la compañía japonesa presentaba todas las novedades para los próximos meses de sus consolas. Entre ellas destacaba una novedad que no creamos posible y esa era la llegada de Assassin’s Creed Odyssey a la consola híbrida de Nintendo con una Cloud Version.

Las Cloud Version se estrenaron en Switch con Resident Evil 7 este mismo año, ya que la consola no es técnicamente capaz por su limitado hardware de reproducir el juego al mismo nivel que Playstation 4 o Xbox One. Por lo que Capcom y Nintendo optaron por usar este método para tener disponible el juego en la consola, pero con algunas pegas importantes.

Para quien no conozca como funcionan los juegos en la nube decirles que es muy similar al streaming de vídeo, pero con la principal diferencia de que el juego realmente se está ejecutando en un ordenador de una granja de servidores en vez de en la propia consola. Por lo que tu ves la imagen en la pantalla, mueves tus controles y tu consola se los manda al servidor, el servidor ejecuta tus controles y te devuelve la imagen actualizada del juego, sencillo ¿no?

En la practica esto permite a Switch ejecutar juegos como Resident Evil 7 y Assassin’s Creed Odyssey o abrir la puerta para que la consola pueda recibir cualquier juego multiplataforma en este formato. Pero a cambio tenemos la desventaja del tiempo de respuesta del servidor, lo cual produce un lag importante desde que movemos hasta que esto se presenta en la pantalla, si pensabas que una latencia mayor a 5ms era malo en un monitor, imagínate conectado a internet a una media de 50ms o más, seria terrible.

La latencia vuelve a ser la protagonista cuando pensamos en la localización del servidor, ya que por ahora la disponibilidad de Resident Evil 7 y Assassin’s Creed Odyssey en Switch se limita a Japón por un único motivo, los servidores están allí y tienen una de las mejores redes del mundo. Por lo que las latencias altas suponen un problema pero no en exceso para los jugadores japoneses, lo cual es aceptable.

El resto del países estaríamos sujetos a la disponibilidad de los servidores y a la calidad de nuestras conexiones, quien este cerca de ellos victoria, quien este lejos tiene un problema, así de sencillo. Aunque por ahora repito, solo está disponible para Japón, seguramente como un experimento de la compañía que no sabemos si se extenderá a otros territorios en el futuro. No hablemos tampoco del problema que supone para Nintendo o para cualquier desarrollador el tener que desplegar servidores en todos los países objetivo.

Por otro lado, la segunda desventaja es que estamos recibiendo vídeo en streaming desde internet, por lo general un formato comprimido y dependiente de tu ancho de banda en la red que puede perjudicar la calidad de imagen. Probad con cualquier vídeo de youtube de algún juego a 30fps y entenderéis lo que digo, aunque el resultado de una cloud versión puede ser mejor.

La tercera desventaja es que el juego jamás será tuyo, puesto que Resident Evil 7 Cloud Version se distribuyó en un formato que te permite jugar gratis los primeros 15 minutos, para una vez terminado el periodo de prueba ser necesario adquirir un ticket que cuesta 2000 yenes para tener derecho a jugar durante 180 días al título. Básicamente por poco más de 15€ tienes el derecho a jugar al juego durante 6 meses, cuando expire el ticket tendrás que volver a adquirirlo para seguir jugando.

Esto nos deja en una situación donde no hemos comprado un juego, si no que en realidad hemos hecho algo similar a alquilarlo. Una opción barata que en seis meses nos permite haber jugado de sobras al juego, por lo que la motivación para adquirir un segundo ticket no será demasiada.

¿He dicho ya que para jugar a las Cloud Version necesitas estar conectado a Internet? Pues si, es obvio y se trata de la última desventaja, lo cual limita el juego a jugar en casa conectado a la WiFi o a través del dongle LAN. Ya que fuera de casa seria posible jugar mediante compartir los datos desde un móvil o una WiFi publica, pero con las tarifas que tenemos ahora mismo en España de datos limitados sería un suicido y las WiFi publicas no destacan por su velocidad y calidad de su red precisamente.

En resumen, me parece una opción muy interesante y que dará mucho que hablar en el futuro, que seguramente tiene más potencial que GeForce Now y Playstation Now debido a la popularidad de la consola de Nintendo. Pero las numerosas desventajas van a hacer que su despliegue sea una tarea difícil.

Por supuesto las bondades son poder jugar a cualquier juego que antes era imposible para el humilde hardware de la consola híbrida de Nintendo. Imagina por ejemplo que Square Enix lanza Final Fantasy XV y Kingdom Hearts III en Switch bajo este formato ¿Genial, no?. Lo veremos en el futuro si se convierte en realidad.

 

 

 

 

Comentarios