Esta semana aprovechando el día festivo del 1 de noviembre quería darle a Jueves va de Retro un toque especial, el primero por ser un juego Arcade que estuvo en las recreativas de nuestro país para quien se atreviera a quedarse sin monedas y segundo por ser un juego desarrollado en España.

En 1994, el desarrollador Gaelco afincado en Barcelona lanzaba su nuevo juego Alligator Hunt, un arcade shoot em’ up muy de los 90 que nos presentaba una historia en el que unos extraños lagartos invaden la tierra. Para detenerlos, tenemos a dos chavales con el habitual look noventero con skate que se enfrentan a todo un ejercito para salvar la tierra.

La pareja de héroes de la historia.

El juego comenzaba con unas pocas monedas y llevándonos en plena invasión a la tierra donde nos envían desde lo que parece ser un bunker del ejercito. Cuando superemos el nivel de la ciudad nos pedirán que subamos a un nave e intentemos despegar para luchar en el espacio y contraatacar hasta los mundos de los lagartos.

La jugabilidad es bastante sencilla, ya que podíamos movernos lateralmente y usar el joystick para apuntar, quedando las acciones en disparar, esquivar y lanzar misiles. Además, permitía el juego para dos jugadores, por lo que se volvía más que entretenido para dos amigos.

Nuestra función era destruir a cualquier enemigo que pasara por delante de nuestras narices y recoger tanto los bonus como los misiles que iban soltando de tanto en tanto. Aunque en ocasiones podíamos recoger una versión mejorada de los misiles mucho más potente, con la desventaja de no poder usar los normales hasta usar el supermisil o podíamos disparar a los bonus para multiplicar sus cantidades.

Además de los enemigos que se presentaban directamente contra nosotros también había otros enemigos en segundo plano a los que podíamos disparar en busca de bonus, misiles o en algunos casos destruirlos impedía el despliegue de nuevos enemigos. Por supuesto, tampoco faltaban los momentos fase de bonus en los que podíamos recoger gran cantidad de todos ellos o misiles.

Un gameplay completo del título, con creditos a su autor de Youtube.

El apartado gráfico de Alligator Hunt era puramente pixel art, con algunos elementos pre-rederizados, el aspecto general era bastante bueno para ser un shoot em’ up de la época y los disparos y explosiones estaban muy bien conseguidos, hasta el punto que daban incluso hasta cierta sensación de profundidad.

En cuanto al apartado sonoro, los efectos complementaban la acción pero la elección escasa de temas se volvía muy repetitiva, lo cual volvía al tema rockero de la época hasta molesto cuando ya habías jugado varias horas y acababas por ignorarlo.

Llegados al final del juego, simplemente destruíamos al enemigo final y se mostraba el habitual “Game Over”, a lo cual seguía una escena de una nave que había escapado en la que su interior aparecen varios lagartos con las caras de lo que parecen ser sus desarrolladores (lo siento, desconozco si este dato es exacto).

Dejando de lado el aspecto análisis, mi caso con Alligator Hunt en mi infancia fue encontrármelo en un salón recreativo de mi ciudad, el cual fue mi único encuentro con el, puesto que no lo volví a ver jamás en ningún otro salón recreativo que visité en la zona de Valencia. Lo cual puedo decir que fue una decepción, ya que cualquier otro contacto más con este juego ha tenido que ser vía emulador.

Este es el aspecto del PCB que daba vida a Alligator Hunt, el cual estaba basado en JAMMA.

Alligator Hunt rápidamente captó mi atención entre muchos otros arcade y se volvió mi favorito junto a otras joyas como Metal Slug, aunque lamentablemente para Alligator Hunt jamás ha tenido la oportunidad de recibir una versión para ninguna consola. Algo que seguramente tiene mucho que ver con que Gaelco se disolviera en 2007 y no se si alguna compañía se habrá interesado nunca por sus derechos, por lo que esto termina con su historia para siempre.