Aunque las versiones de nueva generación de los juegos son muy bien recibidas entre los poseedores de las nuevas consolas de Sony y Microsoft, los usuarios de PlayStation 5 no siempre las reciben con el mismo entusiasmo, ya que mientras que Microsoft ha adaptado un sistema de actualizaciones sencillas que permiten trasladar las partidas fácilmente a la nueva versión, en Sony han optado por un camino más complejo de forzar a los desarrolladores a introducir versiones nativas, lo que implica ciertas diferencias en la nueva versión que por ejemplo anulan la compatibilidad de los datos guardados procedentes de PlayStation 4.

Este problema es que el enfrentan los usuarios de PlayStation 5 con la actualización de ayer de Doom Eternal que introduce Ray Tracing y modo 120fps al juego de id Software, obligando a los jugadores a empezar desde cero para poder disfrutar de las mejoras de nueva generación o a conservar la versión PlayStation 4 para conservar sus datos. Los únicos datos salvados de Doom Eternal entre el cambio de generación en PlayStation son el progreso avanzando en el modo online, ya que este se almacena en los usuarios de Bethesda.net a diferencia de las partidas.

Se podría pensar perfectamente que este es un problema de que id Software como parte de Bethesda no haya prestado tanta atención a la versión PlayStation 5, pero lo cierto es que la consola de Sony lleva arrastrando este problema desde su lanzamiento y son los propios desarrolladores quienes han de crear una herramienta de migrado adicional para PS5 para poder recuperar los datos de PS4, algo que no todos están dispuestos a hacer, ya que muchos desarrolladores no apoyan la decisión de Sony de segmentar los datos de guardado entre las dos generaciones.

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios