Microsoft parece haber pasado a la acción en lo que comentó que haría con Windows, y es que al parecer desde la actualización de seguridad de Abril todos los usuarios que estén usando un procesador Kaby Lake/Skylake de Intel o un AMD Ryzen. Estas arquitecturas sólo recibirán soporte bajo Windows 10 aunque algunos procesadores Skylake de 6ª generación de Intel contarán con soporte bajo equipos de 16 fabricantes específicos.
El resto de usuarios de Skylake tendrán que actualizar a Windows 10 igualmente si quieren poder seguir recibiendo actualizaciones de seguridad, mientras que los 16 fabricantes anteriormente mencionados se han comprometido a realizar pruebas adicionales, además de comprometerse para sacar drivers y firmwares para Windows 10 en caso de actualización por parte de los usuarios de esas plataformas.
Aun así cabe recordar que Windows 7 acabó su soporte mainstream dejando de recibir actualizaciones con mejoras en funcionalidades desde 2015 mientras que Windows 8.1 las tendrá hasta Enero del 2018.