Microsoft ha anunciado en una reciente presentación para desarrolladores que su API DirectStorage, que mejora el rendimiento en juegos permitiendo que la GPU pueda leer directamente el almacenamiento SSD para la carga de recursos, estará disponible para SSD NVMe PCIe 3.0, lo que implica que no será necesario utilizar unidades SSD NVMe de cuarta generación como ocurre en las consolas Xbox Series o PlayStation 5.

Esta API que se utiliza con GPU compatibles con DirectX 12 permite rebajar la carga de la CPU al no ser necesario que esta gestione el paso de datos desde el almacenamiento y su descompresión antes de mandarlos a la GPU, lo que implica que la GPU se encargará de la tarea de descomprimir los datos gracias a su potencia de computo. DirectStorage reducirá las latencias de almacenamiento en los juegos que hagan uso de esta API y desde luego será muy positivo para todos aquellos que hayan adquirido unidades SSD NVMe PCIe 3.0 para sus equipos, ya que esta mejora no quedará limitada a tener que cambiar a las plataformas más modernas de Intel o AMD para utilizarla.

Fuente: Techpowerup

Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios