Hace ya algún tiempo os hablamos de la nueva APU AMD “Fenghuang“, una respuesta a los procesadores Intel Kaby-Lake G que también incluyen gráficos AMD Vega. En las versiones Intel, los nuevos procesadores basados en arquitectura Kaby Lake, incluyen gráficos Radeon RX Vega M GL o Radeon RX Vega M GH, los cuales disponen de 20CU y 1280SP, y 24CU y 1536SP respectivamente, las cuales se acompañan también de 4GB de memoria HBM2 dedicada.
Para Intel esto supone un salto cualitativo muy significativo respecto a sus procesadores con gráficos integrados, ya que las especificaciones de estas iGPU ponen a los gráficos a un nivel superior de las Radeon RX 560 dedicadas y no excesivamente lejos de lo que por ejemplo de lo que las Radeon RX 570 de 4GB pueden ofrecer, aunque hay diferencias lo suficientemente notables.
AMD opta para su nueva APU por un procesador Ryzen de segunda generación de cuatro núcleos, el cual incluye SMT para ofrecer ocho hilos de procesamiento, en cuanto a la GPU se ha aumentado hasta los 28CU y 1792 SP el concepto incluido en los Intel, por lo que la GPU de Fenghuang es necesariamente más rápida por simples especificaciones. Curiosamente, AMD ha optado por acompañar a su APU de únicamente 2GB HBM2 como memoria dedicada,  que llega con unas frecuencias de 2.4Gbps y aumenta el ancho de banda hasta los 307.2 GB/s, frente a los 204.8 GB/s de la mejor opción de Intel.  Esto supone que la APU de AMD cuenta con la mitad de memoria, pero con un ancho de banda un 50% superior.
Recientemente han aparecido resultados en 3D Mark de esta nueva APU, comparándose contra un Intel Kaby Lake-G con gráficos Radeon RX Vega M GH. De los resultados podemos ver como la APU Fenghuang gana notablemente en los test gráficos, aunque pierde en los de físicas debido a que su CPU logra puntuaciones menores.
La memoria de la APU Fenghuang puede ser un factor limitante de cara a algunos juegos modernos, aunque es muy posible que AMD termine utilizando un sistema híbrido de memoria compartida con el sistema para su GPU. Por lo que pasando los 2GB dispongamos de la posibilidad de tirar de memoria más lenta del sistema DDR4 para los juegos que requieran un poco más.
Sea como sea, el concepto es muy interesante y estoy seguro de que veremos a esta APU dar vida a muchos equipos portátiles y a muchos equipos de sobremesa con expectativas gaming reducidas si el precio acompaña.
 

Comentarios