Cuando se trata de seleccionar una nueva CPU para jugar no hay un rendimiento de corte claro, salvo el tener el mayor IPC posible, y no en todas las ocasiones pues muchos últimos títulos empiezan a manejar el multi-threading bastante mejor que antes.
Tradicionalmente, las CPU con los niveles más altos de rendimiento en IPC de un solo hilo se desenvuelven mejor en los juegos, pero eso no se traduce completamente en los juegos modernos. Con el lanzamiento de la serie X299 de Intel y los procesadores de la serie Ryzen de AMD, surge un nuevo factor que tiene un profundo efecto sobre el rendimiento de la CPU en los juegos, la latencia inter-core / thread-to-thread.
Techspot ha publicado algunos nuevos datos que comparan los procesadores i7 7800X e i7 7700K de Intel, comparando Kaby Lake y Skylake-X en un gran número de escenarios gaming con un Nvidia GTX 1080 Ti. A continuación, podemos ver los datos de sólo algunos de los juegos probados, donde Intel i9 7800X se encontró que ofrecen mucho menos rendimiento que Intel i7 7700K.
A continuación, podemos ver un Core i7 7800X de 6 núcleos a 4.7GHz ser superado por un Intel de 4 núcleos i7 7700K con velocidades de reloj más bajas, que es algo que sería considerado por muchos como un error en la prueba a menos que se esté al tanto de los cambios recientes a Intel en sus últimos diseños de CPU.
 

 
Estos datos harán dudar a muchos, ya que Skylake y Kaby Lake son efectivamente la misma arquitectura, y la sabiduría tradicional no cuenta con una CPU con más núcleos y velocidades de reloj similares tener mucho menos rendimiento gaming con arquitecturas similares.
De hecho la propia Toms Hardware también ha hecho unas declaraciones al respecto:
 

“Hemos notado que hay un puñado de aplicaciones en las que la parte Broadwell-E es comparable o más rápida que la parte Skylake-X. Estas inversiones son el resultado de la arquitectura de “malla” en Skylake-X frente a la arquitectura de “anillo” de Broadwell-E.

Cada nueva implementación de arquitectura requiere que los arquitectos realicen compromisos de ingeniería con el objetivo de mejorar el rendimiento general de la plataforma. La arquitectura de “malla” en Skylake-X no es diferente.

Si bien estas compensaciones afectan a un puñado de aplicaciones; En general, los nuevos procesadores Skylake-X ofrecen una excelente ejecución de IPC y ganancias significativas de rendimiento en una variedad de aplicaciones.”

 
Este cambio de diseño tiene un enorme impacto en el rendimiento gaming en títulos seleccionados, los mismos títulos que sufren problemas al utilizar las últimas CPUs de Ryzen de AMD, que pueden sufrir una mayor latencia de hilo a hilo cuando se comunican entre clústeres CCX.
En el futuro, los desarrolladores de videojuegos tendrán que crear juegos con estas peculiaridades arquitectónicas en mente, limitando la cantidad de un impacto de rendimiento que pueden tener en los títulos futuros. Este problema de latencia afecta ahora tanto al hardware de Intel como al de AMD, por lo que los desarrolladores deben tomar nota.
 

Comentarios