La Asociación Española de Videojuegos (AEVI) ha anunciado que ha comenzado una batalla legal contra una serie de empresas y individuos que se dedican a vender consolas retro de forma ilegal, por lo que se han interpuesto varias denuncias por un delito contra la propiedad intelectual tras la negativa de estos a terminar este modelo de negocio.
Este operativo contra las consolas retro “ilegales”, se basa en denunciar a todos aquellos que comercializan en la actualidad consolas basadas en Raspeberry Pi, las cuales ofrecen acceso a varias consolas retro y en muchos casos incluyen cientos o miles de títulos para las mismas.
José María Moreno, director general de la asociación comentaba los siguiente:
 

“La piratería supone una importante lacra en la consolidación de la industria en España, con la generación de empleo y la captación de talento asociada a ello”

“La defensa de los derechos de propiedad intelectual del videojuego contribuye a salvaguardar la creación y el desarrollo de la cultura y a fomentar la innovación tecnológica”

 
Ya de paso, AEVI se ha tomado la molestia de recordar a los usuarios en el comunicado de la proliferación de consolas retro con emuladores frena el relanzamiento de títulos de éxito en consolas modernas o el lanzamiento de nuevas consolas retro legales. Algo que si tenemos en cuenta los recientes éxitos de Nintendo con NES o SNES Classic Mini, como Sega licencia sus propias consolas retro a terceros o como no paran de relanzarse juegos de otras épocas para todo tipo de dispositivos, parece un argumento que no se sostiene demasiado.
Por otro lado, os recomiendo la lectura de este articulo sobre este mismo tema que publique ya hace algún tiempo. en el que lejos de criticar el aspecto “Pirata” de las consolas retro basadas en Raspberry Pi, si critique en su momento la tremenda avaricia y estafa de vender estas a precios desorbitados apenas ofreciendo una carcasa y software emulación que se ofrece de forma gratuita en la scene.
 

Comentarios