Ayer os contábamos como Sony ponía excusas (y malas) a haberse quedado fuera del crossplay en Minecraft y Rocket League en Playstation 4, mientras que PC, Xbox One y Nintendo Switch se unen para ofrecerle en ambos títulos, en las que Jim Ryan aludía a proteger a los niños de un entorno no controlado por Sony.
Hoy, Phil Spencer, Jefe de la división Xbox en Microsoft ha hablado de la “seguridad” en Minecraft en Xbox Live en una especie de respuesta contra Sony y sus declaraciones de ayer:
“La seguridad de Xbox Live y de nuestros jugadores en todos nuestros juegos es muy importante para nosotros. Nunca pondremos a Minecraft en un lugar en el que sintamos que nuestros usuarios no van a estar seguros”
Lo que queda claro, desde mi punto de vista claro, es que Sony ahora mismo tiene la plataforma dominante y eso provoca que muchos jugadores que quieren jugar con amigos terminen haciéndose con la misma plataforma que su circulo de amistades para poder jugar juntos online. Una situación en la que se permitiera el crossplay real entre diferentes consolas acabaría de facto con este problema permitiendo que por ejemplo los jugadores con una Xbox One pudieran jugar con sus amigos que tienen una Playstation 4 y los mismos títulos, sea como sea estoy seguro de que Sony entiende el crossplay como una perdida potencial de ventas. Mientras que Microsoft o Nintendo ahora ven que Sony se queda sola puesto que se ha añadido al PC en un acuerdo donde todos ganan, tanto Microsoft por su relación Windows 10 y Xbox One, como Nintendo que se sitúa como la consola portátil de esta plataforma conjunta virtual.
Tampoco me hace falta decir lo mucho que hemos salido ganando en PC con este tipo de medidas, con una Microsoft que lleva a PC los juegos exclusivos de Xbox One, como Forza Motorsport 7 que hace unos años ni podíamos soñar en esta plataforma o las ventajas de usar el programa Xbox Play Anywhere que nos permiten si compramos el juego de forma digital jugar al juego comprado tanto en Xbox One como en Windows 10.