A finales de la pasada semana comenzó a difundirse un rumor por parte de Jeff Grubb de GamesBeat acerca de que Horizon Forbidden West se habría retrasado a 2022, lo que más tarde se vería complementado por la confirmación de Jason Scheier de Bloomberg en Twitter, quien afirmaba tener una fuente fiable familiar con el desarrollo del título que confirmaba la información.

Al parecer el rumor inicial sugería que Sony no había decidido todavía sobre el futuro de Horizon Forbidden West, ya que es el único juego programado para la campaña navideña de 2021. Pero al parecer esta decisión no estaría sobre la mesa desde hace poco, sino que simplemente Sony no ha querido confirmarlo y cerrar esta decisión, la cual probablemente se anunciará durante el mes de diciembre.

Esto se debe a que mayormente Sony sabe la importancia de esta decisión estratégica para la campaña navideña, ya que sostienen dejar el ultimo trimestre sin este AAA para PlayStation 4 y PlayStation 5 en una mano, y en la otra mano, un lanzamiento temprano podría suponer la posibilidad de entregar un juego sin terminar, crear una nueva polémica de cruch entre el equipo, que además, se pondrá en riesgo en pleno aumento de casos de la pandemia de COVID-19, lo cual combinado sería un autentico infiero de imagen para Sony, más allá de no lanzar el juego a tiempo.

Probablemente Sony esté esperando el mejor momento para anunciar el retraso de Horizon Forbidden West con la esperanza de que el desarrollo pudiera dar alguna sorpresa en los últimos meses del año, y probablemente también aliviar la presión de los fans por novedades con anuncios que llegarían antes de terminar el año, como por ejemplo el regreso de la franquicia Metal Gear en forma de Remakes.

En Gamerbits ya avisábamos en marzo como recordé hace poco desde nuestra cuenta de Twitter de está posibilidad, ya que todas las campañas publicitarias de PlayStation 5 evitaban mencionar al título de Guerrilla, cuando anteriormente se habían empezado en señalar su lanzamiento en 2021.

Mucho me temo que Sony ha estado tratando de evitar de los efectos devastadores para los desarrollos AAA derivados de la pandemia de COVID-19, ya que mayormente la estrategia había sido finalizar los proyectos que iban a lanzarse dentro de un panorama de normalidad. El problema reside en todos los proyectos que a mediados de 2020 estaban en fases de desarrollos tempranas o medias, lo que nos va a dejar un final de 2021 y un año 2022 con una escasez de títulos AAA abrumadora a lo habitual, ya que incluso algunos títulos programados para 2022 o retrasados en la actualidad, podrían seguir cambiando sus ventanas de lanzamiento mirando más hacia 2023. Y todo esto asumiendo que la situación de COVID-19 vaya mejorando en los próximos meses, algo que por ahora parece bastante improbable.

Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios