NVIDIA presentaba hace poco sus nuevas tarjetas gráficas RTX, a las cuales como siempre marcaba precios recomendados que a la postre parecen muy prometedores, pero la realidad en las tiendas durante los lanzamientos acaba siendo un campo de minas de especulación.

NVIDIA presentaba sus nuevas RTX 2080 Ti y RTX 2080 a 999 dólares y 699 dólares respectivamente, un precio que más o menos deberían de tener también sus modelos personalizados en cuanto se pongan a la venta de cara al mes de septiembre.

Según este articulo publicado por Guru3D, los precios en Europa distan mucho de estar cerca de los precios de NVIDIA, ya que los precios listados por los distribuidores superan con creces incluso en los modelos más económicos los precios recomendados.

De esta manera encontramos que una RTX 2080 como puede ser una MSI Duke o una Gigabyte Windforce OC se sitúan en los 830€ de precio inicial. Mientras que los modelos más avanzados como las Asus Strix alcanzan los 950€, situándolas cerca de lo que cuesta hoy en día una GTX 1080 Ti.

El caso de las RTX 2080 Ti es similar, con las Gigabyte Windforce OC ofreciendose por 1150€, mientras que la mayoría de modelos superan los 1200€ y lo más elevados superan la línea de los 1300 o incluso se acercan tímidamente a los 1400€ como es el caso de la EVGA XC Ultra Gaming.

Desde algunos sectores se señala que las tiendas quieren agotar el stock de GTX serie 10 que tienen pendiente en sus almacenes, aunque personalmente creo que está es una clara situación de especulación en busca de ganar un plus mediante las reservas de los nuevos modelos que llegarán en cantidades limitadas. Pensamiento debido a que no es la primera vez que ocurre con productos de NVIDIA o AMD, y lamentablemente no creo que sea la ultima vez que ocurra.

Seguramente con el paso de los meses veremos como los precios se normalizan a los precios recomendados, o no, dependiendo de como rindan las nuevas tarjetas en operaciones de criptomineria. Ya que los mineros más optimistas creen que las nuevas memorias GDDR6 podrían aportar unos hashrates muy superiores a la actual serie 10.

Mientras que parece que aquellos con los bolsillos más holgados están agotando las reservas de las nuevas NVIDIA RTX, en el mercado de segunda mano hemos podido ver como los precios de las GPU de serie 10 han descendido dramáticamente. Por lo que quizás es una buena oportunidad para adquirir alguno de los modelos de serie 10 antes de que los benchmarks comiencen a llegar y quizás no muestren una gran mejora de los nuevos modelos frente a sus predecesoras.

 

Comentarios