Warner Bros. anunciaba hace muy poco su intención de estrenar sus películas programadas para 2021 en la plataforma de streaming HBO Max y cines de forma simultánea, movimiento que inicialmente ha sido muy bien recibido por la ciudadanía en general y que ha provocado además burlas a Disney+ por su intento de vender Mulan por separado a 21,99€ a pesar de estar pagando ya el servicio de suscripción.

La distribuidora habla de que esta decisión se toma en respuesta a “la realidad de que la mayoría de cines de EE.UU probablemente operarán con una capacidad reducida durante el año 2021”, algo que la si la situación de pandemia no cambia podría volverse más que una realidad, ya que si la situación de aumento de casos de COVID 19 sigue empeorando podría llegar a plantearse un nuevo confinamiento.

Sin embargo y casi como era esperable esto ha causado revuelo en el mundo del cine, donde directores como Christopher Nolan tildan a HBO Max como “la peor plataforma de streaming del mundo”, ya que el director responsable de la trilogía de cintas de El Caballero Oscuro se ha mostrado contrario a la decisión de la distribuidora.

Algunos de los más grandes cineastas y estrellas de cine de nuestra industria se acostaron la noche anterior pensando que trabajaban para el mejor estudio de cine y se despertaron para descubrir que trabajaban para el peor servicio de streaming.

Warner Bros. tenía una máquina increíble para hacer trabajar a un cineasta en cualquier lugar, tanto en los cines como en el hogar, y la están desmantelando mientras hablamos. Ni siquiera entienden lo que están perdiendo. Su decisión no tiene sentido económico, e incluso el inversor más casual de Wall Street puede ver la diferencia entre trastorno y disfunción.

Otras voces como James Gunn, responsable de la secuela de El Escuadrón Suicida también se han mostrado contrarios contra la medida, que en general califican de una manera de Warner de evitar la vergüenza de sufrir pérdidas terribles en 2021 con estrenos que no van a lograr la taquilla esperada, contentando ya de paso a los amantes del streaming. Además de que acusan a los directivos de la compañía de no comprender el negocio del cine y las relaciones con los artistas.

Cuando nos vamos al lado economico tenemos lo que probablemente es la verdadera razón de tanto enfado, ya que artistas y productores cobran en base a las cifras de la taquilla obtenidas en los cines, por lo que un estreno simultáneo en una situación de COVID donde ya se espera una taquilla baja va a resolverse con cheques bastante bajos. No obstante tampoco podemos olvidar que gran parte del enfado viene dado también al hecho de que Gal Gadot y su cinta donde es protagonista Wonder Woman 1984 será excepción a pesar de ser la primera publicada bajo este formato, ya que Warner ha empleado decenas de millones de dólares en compensar a la actriz y al equipo en busca de que sigan están disponibles para una nueva entrega en el futuro.

Tampoco podemos olvidar que con plataformas de streaming y pandemia de por medio o no, por lo general el mundo del cine tiene su particular guerra contra las plataformas como HBO Max, Disney+, Netflix o Amazon Prime, que cada vez atraen más espectadores a su formato afectando a las salas de cine. Algo que no es de extrañar, ya que los amantes del cine y las series están bastante cansados de los abusos de precios de las salas de cine, ya que con el precio de una entrada puedes suscribirte un mes entero a una de estas plataformas.

La industria del cine dice estar planteando un Boicot contra Warner Bros. por su decisión, por lo que tendremos que ver en los próximos meses como todo esto termina, ya que muchas de las cintas anunciadas están en los últimos procesos de producción y podrían verse afectadas.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios