Cuando Apple lanzó su nuevo iPhone X el nuevo modelo llegaba con una nueva pantalla que reducía los marcos considerablemente dejándolos en el escaso grosor de tan solo 1mm, algo que parece que se superará con la pantalla LCD de su sucesor iPhone 9.

Según la información que procede del sitio web Macotakara, el nuevo iPhone 9 utilizará un panel Full Active LCD fabricado por Japan Pixels el cual también equipará un sensor táctil del mismo fabricante. La principal novedad de este panel es un coste de fabricación mucho más reducido y unos marcos con un grosor de tan solo 0.5mm, la mitad que en iPhone X.

El nuevo panel utilizará la tecnología MLCD+, la cual permitirá que el iPhone 9 disponga de un brillo mayor y sea mucho más fiel en sus colores que soluciones anteriores. Algo que se consigue gracias al añadido de un cuarto sub-píxel de color blanco, que sirve para reforzar el brillo de cada píxel por separado.

Esta nueva pantalla debería reducir el coste del nuevo teléfono en su lanzamiento al entorno de los 549 dólares para el modelo básico, aunque algunos rumores señalan que Apple ofrecerá una variante con dual SIM y varios colores en busca de convencer al publico más joven con su nuevo aspecto.