La saga Assassin’s Creed y Ubisoft envueltos en polémicas de discriminación hacia las mujeres en los equipos de desarrollo y las decisiones creativas

0
14

Las redes sociales están que arden esta tarde después de que el medio Bloomerg haya publicado diversos testimonios de empleados y ex-empleados de Ubisoft que describen todo tipo de situaciones de discriminación hacia las mujeres en el conocido editor francés, tal es la explosión de testimonios que llega a afectar a la saga Assassin’s Creed y algunas decisiones artísticas sobre el género de los personajes.

La historia comenzaba cuando hace unas semanas Ubisoft aceptaba la dimisión de Serge Hascoët, que como director creativo de la compañía estaba envuelto en algunas acusaciones de comportamiento inapropiado y mala conducta en el lugar del trabajo. Ubisoft por aquel entonces evitó entrar en detalles, pero la importancia de la dimisión ya levantó sospechas en su momento.

Desde las declaraciones se acusa a Ubisoft de tener a “chicos de oro” intocables en la compañía, una referencia a Hascoët y otros empleados que parecían moverse en una especie de hermandad donde nadie podía integrarse ni ascender sin pasar por su visto bueno. Este pequeño grupo que parece controlar a Ubisoft desde dentro, recibía numerosos reportes a recursos humanos de conductas racistas, misóginas e incluso de conductas sexuales inapropiadas, que según se dice se habría llegado a agresiones sexuales. Encabezando todas estas denuncias está Hascoët el cual según los testimonios realizaba reuniones de trabajo en locales de striptease y aquellos que se negaban a seguir sus “políticas” veían como sus carreras se resentían frente a los compañeros que si le seguían el juego.

Esto explicaría otra de las dimisiones menos sonadas de Ubisoft que se produjo a la par de la de Hascoët, puesto que Cécile Cornet, directora de recursos humanos, también abandonó su puesto, lo que habla bastante de que se realizó algún tipo de investigación interna que llegó a todos los niveles o que la fuerza de las declaraciones a los medios ya era inasumible para el editor francés hace dos semanas.

Sin embargo, no todo queda en el plano de empleados, sino que estás actitudes también habrían afectado de lleno al desarrollo de franquicias tan importantes como Assassin’s Creed y más en concreto a la elección de sus protagonistas, ya que según varios reportes se señala que inicialmente el personaje principal y único de AC: Odyssey iba a ser Kassandra, pero el propio Hascoët insistió en que los juegos protagonizados por mujeres no venden tanto, por lo que se terminó incluyendo a Alexios como protagonista adicional.

Assassin’s Creed Syndicate también sufrió el mismo trato, puesto que Jakob e Evie iban a compartir el protagonismo de esta entrega de la saga, pero finalmente se apartó a Evie a un papel más secundario, mientras que Assassin’s Creed: Origins, planteaba a un Bayek que fallecía al comienzo de la historia para dar paso a Aya como protagonista. todos estos cambios drásticos de guión venían encabezados por el propio Hascoët y sus “chicos de oro”, por lo que las decisiones creativas siempre estaban limitadas al pensamiento machista de este grupo durante el desarrollo, ya que dependía de el mismo si se cancelaba o no un videojuego si no entraba dentro de sus estándares.

Los reportes contra Hascoët y su equipo se extienden por estudios ubicados en todo el mundo, y no sería de extrañar que otros juegos se hubiesen visto afectados en sus decisiones creativas, ya que según algunas empleadas, los reportes de conductas inapropiadas o agresiones sexuales se ocultaban de forma sistemática.