El precio de la tarjeta de expansión oficial de Xbox Series lanzada en conjunto con Seagate es motivo de polémica desde su anuncio, ya que el precio tremendamente elevado de 249,99 euros hace pensar a un posible poseedor de Xbox Series S en adquirir Series X en busca de mayor potencia y mejor almacenamiento, además de que hasta cierto punto ese precio anima a gestionar muy bien el almacenamiento y esperar otras alternativas por ahora.

Parece que los vendedores o la propia Microsoft ya van dando cuenta del precio desorbitado de su tarjeta de expansión, ya que no ha pasado ni un mes de lanzamiento y ya nos encontramos con el primer descuento en una tienda tan importante como Amazon, quien ha reducido su precio un 6% hasta los 234,59€, lo que supone una rebaja de algo más de 15€ frente al precio oficial.

Esta rebaja sin embargo no va a hacer que los poseedores de Xbox Series se lancen a comprar la unidad externa de 1 TB como si no hubiera un mañana, ya que a mi parecer la rebaja es insuficiente para lo ofrecido y la unidad sigue encontrándose a un precio totalmente irrazonable para lo que ofrece. En mi opinión y en comparativa con unidades similares que podríamos encontrar en PC en formato m.2, la unidad sería razonable de tener un precio entre 150 y 180 euros, teniendo en cuenta el precio “premium” por una unidad personalizada y aún así me seguiría pareciendo mal que Microsoft no haya optado por un modelo de instalar un SSD M.2 convencional en una tarjeta de expansión.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios