Con su última versión de Insider Preview de Windows 10 (Build 16176), Microsoft ha introducido una característica conocida como “Power Throttling”, que es esencialmente la administración de energía por proceso, aprovechando la tecnología Intel Speed ​​Shift disponible en los procesadores Intel de 6º generación y posteriores. Según Microsoft, aunque Power Throttling actualmente requiere la tecnología “Speed ​​Shift” de Intel, se ampliará a los procesadores Intel de generación anterior que carecen de la característica en los próximos meses.
 

 
A partir de ahora, la tecnología es esencialmente automática (aunque se puede controlar su agresividad general) y funciona mediante la colocación de los procesos de bajo nivel de carga de trabajo en los estados de menor potencia de CPUs. Microsoft afirma que hasta un 11% de ahorro en el consumo de energía de la CPU utilizando esta tecnología por sí solo.
 

 
Si esto os suena interesante es tan fácil como optar por el programa de Windows Insider, o descargar la última Build de Windows 10 desde el anillo rápido para probar esta nueva característica.
 

Comentarios