Las consolas de nueva generación no tendrán juegos nativos hasta 2021 o más tarde

0
12

Suele ser habitual que un lanzamiento de consolas de nueva generación siempre venga acompañado de al menos un puñado de juegos diseñados específicamente para esa consola, pero estamos en 2020 y literalmente todo ha cambiado, por lo que los lanzamientos de PlayStation 5 y Xbox Series no serán lo que deberían.

Microsoft ya ha confirmado de forma oficial que no veremos juegos de Xbox Series hasta un año después de su lanzamiento, mientras que Sony por su parte lo maquilla alegando que quiere darle soporte a PlayStation 4 al menos en los 3 a 4 siguientes años, lo que implica necesariamente que no hay juegos nativos de PS5 o Xbox Series durante el lanzamiento, al menos hasta 2021 donde si empezaremos a ver juegos que han sido diseñados ya pensando únicamente en el nuevo hardware.

Esto supone que durante los próximos años vamos a seguir recibiendo una cantidad nada despreciable de juegos diseñados bajo el mínimo exponente de la pasada generación de consolas, lo cual limitará algunas características, ya que los juegos deben funcionar en las mismas por mucho más potentes que sean las nuevas consolas de Sony o Microsoft.

Estamos ante una clara situación de consolas mejoradas dentro de la misma generación, ya que la mayoría de títulos de lanzamiento cercano optarán en el mejor caso por ofrecer mejoras para las nuevas maquinas, mientras que en el peor de los casos algunos desarolladores optan directamente por lanzar esas actualizaciones como juegos independientes en la nueva generación. Quizás es Microsoft la más transparente con sus Xbox Series, ya que la mayor parte del tiempo habla de actualizaciones y mejoras en títulos de Xbox One, Sony por otro lado se ha dado casi excesiva prisa en confirmar que los juegos de PlayStation 5 subirán de precio hasta los 79,99€, aunque sean simples versiones mejoradas o mejor dicho, algo parecido a lo que ofrecían de inicio las versiones PC de los mismos juegos.

A partir de 2021 empezaremos a ver como tímidamente van llegando algunos títulos como el recientemente anunciado Final Fantasy XVI, los cuales todavía distan de sorprender gráficamente y es que el peso de querer reproducir los juegos a 4K va a tener un gran coste en el acabado final, ya que la mayor parte de la potencia será utilizada simplemente en ampliar la resolución.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.