Los rumores siguen hablando de las AMD Radeon RX 590 basadas en la arquitectura Polaris 30 que fabricadas a 12nm deberían aportar un empuje de potencia y consumo muy interesante. Las ultimas informaciones vertidas este fin de semana hablan de que las nuevas RX 590 podrían llegar a mediados de noviembre, en concreto con un lanzamiento el día 15 del citado mes.

Las nuevas RX 590 llegarían acompañadas de memoria GDDR5, pero al parecer solo se optará por versiones de 8GB y no se ofrecerán versiones de 4GB como su predecesora. Este modelo llega para competir contra las GeForce GTX 1060 6GB y el aumento de frecuencias junto a la mejora de consumo va a hacer de las RX 590 un rival algo más duro para la opción de NVIDIA.

Por otro lado a mi no me pasa para nada desapercibido el momento elegido para lanzar su nueva tarjeta, la cual podría tener un enfoque también de cara a la criptominería donde sería muy bien recibida una mejora significativa en consumo. Ya que los precios de las critpo no han dejado de caer durante todo 2018, pero desde el mes de septiembre parece que la tendencia de bajada ha comenzado a frenar y podríamos estar en las próximas semanas ante una subida de precios. Lo cual volverá a hacer muy interesante volver a minar con GPU.

Comentarios