Las consolas Xbox One S y Xbox One X tradicionalmente llevaban en su parte delantera una pegatina que advertía a los usuarios de la misma sobre mover su consola cuando hay un disco dentro. Una pequeña advertencia para no dañar los discos que sin embargo causaba el enfado de muchos usuarios, ya que está dejaba restos de adhesivo en la superficie de la consola que habían de limpiarse tras retirarla.

Para muchos usuarios esta era una situación inaceptable para una consola nueva y en las redes sociales se hizo notar una campaña contra las mismas con el hashtag “#teamnosticker”, la cual buscaba hacer que Microsoft reaccionara y retirara las odiadas pegatinas de su línea de empaquetado de consolas.

Al parecer esta campaña habría tenido efecto y Microsoft habría retirado ya estas etiquetas, puesto que ya son varios usuarios de las redes sociales quienes han confirmado que en las nuevas consolas que están llegando a las tiendas estas pegatinas ya no están presentes. Entre ellos, Justin Robey, productor senior de Microsoft lo confirmaba así a través de Twitter:

Comentarios