En un desmontaje por parte de una web china de hardware se ha descubierto que las nuevas NVIDIA GeForce GTX 1060 equipadas con 6GB de memoria GDDR5X son realmente GPU GTX 1080 descartadas con fallos en su silicio que se han reciclado para convertirse en GTX 1060.

Tal como se puede ver en las fotos en el modelo de iGame, el silicio utilizado en estas nuevas tarjetas es el GP104 que corresponde a las GTX 1080. Además, se está utilizando un PCB de GTX 1080 con un numero de fases y alimentación ampliadas, que incluso incorpora un doble conector de 8-Pin para su alimentación.

Al parecer NVIDIA estaría utilizando silicios descartados de GTX 1080 bloqueados mediante BIOS en sus núcleos dañados para dar vida a estas nuevas tarjetas, ya que una GTX 1060 es esencialmente la mitad de una GTX 1080, por lo que cobra sentido esta estrategia.

El cambio a la memoria GDDR5X se debe sin embargo a que las GTX 1080 incorporan el subsistema necesario para poder utilizar este tipo de memoria, por lo que vemos que simplemente se han eliminado 2 de los 8GB de memoria de la GTX 1080 para dejar la tarjeta en 6GB.

Ahora queda la duda de si alguien conseguirá desbloquear la parte del silicio bloqueada modificando la BIOS de la tarjeta. Una lotería interesante.