Un primer benchmark aparecido de Shadow of the Tomb Raider bajo una tarjeta gráfica GTX 1080 Ti que muestra el rendimiento a 4K del título, ha despertado ciertas dudas acerca de si las nuevas RTX 2080 Ti de NVIDIA podrán sostener el juego a 60fps como inicialmente se había prometido.

En concreto el benchmark publicado en los foros de Insomnia nos muestra que la GTX 1080 Ti es capaz de llegar hasta los 47fps de media y 40fps de mínimos a 4K en el título, por lo que un calculo rápido sobre los datos de NVIDIA que dice que las nuevas RTX 2080 Ti serán entre un 25% y un 35% más rápidas que estas nos habla de que a duras penas las nuevas tarjetas lograrían los 59~63 fps de media y caídas hasta los 50~53fps.

Esto por supuesto no son malos datos, pero si queda lejos de la promesa de que las nuevas tarjetas podrían sostener los 60fps a 4K. Aunque tendremos que esperar a los resultados reales y a las optimizaciones de los drivers GeForce para conocer las cifras concretas.

Comentarios