Parece que AMD tiene serios problemas en el lanzamiento de su nueva linea de tarjetas gráficas basadas en la nueva arquitectura Vega, las cuales como sabréis se han visto envueltas en numerosos retrasos debido al nuevo proceso de 14nm mejorado en el que van a ser fabricadas y a la memoria HBM2 la cual estaría sufriendo serios problemas de stock debido a un proceso de fabricación muy accidentado, que además estaría provocando que el coste se estuviera disparando como os contamos anteriormente.
Unas nuevas informaciones sugieren que la gama media basada en el silicio Vega 11 de esta arquitectura se vería retrasada hasta finales de 2017 o incluso a principios de 2018 si estas comienzan a distribuirse a finales de este mismo año. Estas nuevas tarjetas gráficas al parecer también podrían prescindir de la memoria apilada HBM2 en favor de memoria GDDR5 para hacer frente a los precios elevados de la memoria apilada.
Vega 11 legaría para llenar el espacio entre las nuevas tarjetas gráficas Vega 10 y las actuales RX 580, con un conteo de núcleos muy probablemente superior a los 3000 (4096 en Vega 10) en su modelo tope de gama dentro de Vega 11 y algunos inferiores para venderse en otra linea de precios como ocurre habitualmente. Lo que también podría significar una sustitución completa de la serie Radeon RX 500 con la llegada de esta nueva serie.
Por el momento nos tendremos que conformar con el lanzamiento de la nueva serie de tarjetas gráficas basadas en Vega 10 a partir del tercer trimestre de este año, con las cuales AMD volverá a competir con NVIDIA en el segmento de la gama más alta y entusiasta de tarjetas gráficas.

Comentarios