En el drama de los precios de las tarjetas gráficas, la minería de criptomonedas y otros problemas que acaban afectándonos a los jugadores, nunca faltan las novedades. Hoy nos hemos enterado desde un reporte de Digitimes, que las tarjetas gráficas NVIDIA  podrían ver sus precios incrementados en un 10% este mismo mes que acaba de comenzar gracias a que se ha incrementado la demanda de memorias GDDR5 y la falta de stock ha provocado una nueva subida de precios.
Aunque todo parece ser culpa de una estrategia de SK Hynix y Samsung (principales productores de GDDR5), los cuales habrían recortado las cantidades de memoria GDDR5 que se mandan a los fabricantes de tarjetas gráficas, y por consiguiente habrían aumentado el precio de los chips un 30.5%. Precio que estos habrán de repercutir en las nuevas GPU fabricadas, y que supondrán en la teoría el aumento del 10% en toda la serie 10 de NVIDIA que comenta el articulo.
Así que los dramas siguen en el mercado de tarjetas gráficas, y no vemos todavía la luz al final del túnel con una solución al problema, si no una espiral de locura donde los mineros ya llegan incluso a pedir que no se vendan GPU para el mercado gaming mientras los gamers piden que se reduzca el numero de GPU para el mercado de la minería.