Con el lanzamiento cercano de Resident Evil 3 Remake en abril y las nuevas noticias surgiendo acerca de Resident Evil 8 he creído que era el momento de parar a analizar la actual situación de la franquicia y su futuro, ya que la franquicia de Capcom hoy se encuentra muy dividida entre tres tipos de jugabilidad y fans de las mismas.

La cara original de Resident Evil

Resident Evil como reza el título de este articulo de opinión tiene tres caras, la primera de ellas es el juego original, el clásico lanzado en PlayStation en 1996, que incluía escenas cinemáticas de actores reales algo pobres para dar vida a la primera entrega de este magnifico Survival Horror. Esta era la cinemática original lanzada en 1996:

El juego lanzado en 1996 proponía una jugabilidad bastante tosca, donde usando escenarios prerenderizados el personaje rotaba sobre si mismo y había que detenerse de forma completa para realizar acciones. El juego permitía a los jugadores andar o correr, mientras que el cambio de armas se recurría a un inventario limitado que debíamos gestionar con mimo durante toda la aventura.

Resident Evil (1996)

Con la cámara en una posición fija y teniendo que apuntar mediante la rotación del personaje, el disparar a los enemigos se volvía algo más complicado que en los juegos actuales, aunque Resident Evil era mucho más, con una historia que enganchaba y unos puzzles de la suficiente calidad como para hacerse interesantes pero no delirantes a la hora de completarlos.

Este mismo sistema de juego se repitió en Resident Evil 2 (1998), Resident Evil 3 (1999) y Resident Evil: Code Veronica (2000), aunque el último cambió los escenarios pre-renderizados por escenarios en 3D, lo cual libero la cámara del angulo fijo sustituyéndola por otra con un angulo variable que nos acompañaba un poco en la escena, algo que permitió mejorar la jugabilidad. En Code Veronica, los movimientos se mantuvieron limitados a pesar de los escenarios en 3D, lo cual mantuvo la esencia original, mientras que algunas cinemáticas también se sustituyeron por escenas generadas por el propio motor gráfico.

Obviamente Resident Evil: Code Veronica se benefició del lanzamiento de Dreamcast y la mayor potencia de la última consola de SEGA para ofrecer una calidad superior a lo visto ahora, pero lamentablemente el título no fue tan querido como el resto de la saga y sus ventas fueron bastante limitadas.

Resident Evil 2 y Resident Evil 3 utilizaron directamente el mismo modelo que el juego original, continuando directamente la historia y ofreciendo novedades como un mayor numero de recorridos, modos extra y otros bonus que podíamos desbloquear completando el juego en tiempos determinados.

Capcom lanzó un Remake de Resident Evil en 2002 para Nintendo Gamecube, con un aumento considerable de la calidad gráfica, pero aún habiendo pasado dos años desde Code Veronica, se tomó la decisión de mantener el modelo original de escenarios prerenderizados y la jugabilidad original fue mejorada permitiendo un movimiento algo más libre, librándonos de la tediosa rotación limitada del personaje.

Resident Evil 0 Remaster

Resident Evil Remake (2002) fue acompañado poco después de Resident Evil 0 (2002), que recogía el testigo directamente del remake como una nueva aventura precuela, manteniendo la jugabilidad presentada en el Remake y los escenarios pre-renderizados. Resident Evil 0 era una entrega que inicialmente fue planeada para Nintendo 64, por lo que se explica de alguna manera que Capcom optara por los escenarios pre-renderizados tanto para el remake como para la precuela, aunque la calidad gráfica de los personajes y enemigos aumentó dramáticamente debido a la potencia extra de Nintendo Gamecube.

Un detalle que se mantuvo en todas las entregas fue el sistema de inventario, baúles y el de tener que guardar la partida en “zonas seguras” donde se encontraba una maquina escribir que servia para guardar los progresos. Todas estas entregas también fueron muy características por su sistema de cambio de estancia, que se basaba en un fondo negro con una puerta que se abría a modo de pequeña cinemática que servia de tiempo de carga y que mantenía la tensión sobre lo que había detrás de la misma.

Como prácticamente una anécdota, también decir que Resident Evil 2 fue lanzado en el año 2000 en Nintendo 64 en con una calidad gráfica superior al original en PlayStation, aunque la necesidad de un cartucho enorme de elevado precio y las unidades limitadas hizo que esta entrega en la consola de Nintendo cayera en muy pocas manos. Aunque es digno de reconocer el reto técnico que supuso para Capcom plasmar dos CD que sumaban 1,2GB en tan solo un cartucho de 64MB sin prescindir de ningún contenido.

Resident Evil 2 para N64

Muchos fans de la franquicia aman esta forma de proceder de Capcom en los títulos mencionados anteriormente, una jugabilidad original que se perdió con la llegada de Resident Evil 4, del cual os hablo en la segunda parte del articulo.

La segunda cara de Resident Evil, llega Resident Evil 4

Manteniendo el apoyo de Capcom hacia Nintendo y su Gamecube, se lanzaba en 2005 Resident Evil 4, un juego protagonizado de nuevo por Leon S. Kennedy, que llegaba para remover todos los cimientos de Resident Evil de arriba a abajo.

Gráficamente Resident Evil 4 retomaba los escenarios en 3D de Code Veronica, pero esta vez la cámara pasaba a ser la de un shooter en tercera persona, una cámara libre que seguía las espaldas de Leon y nos permitía apuntar con rapidez y precisión gracias al uso del doble joystick del gamepad de Gamecube. El cambio visual era sensacional, aunque el resultado plasmado era algo más feo que los escenarios prerenderizados del Remake del juego original o Resident Evil 0, ya que los escenarios en 3D de la época contaban con texturas más limitadas que los personajes, donde si se mantuvo la calidad.

Resident Evil 4 (2005)

Resident Evil 4 mejoraba la jugabilidad significativamente, siendo un juego más ágil e interactivo que sus predecesores, Capcom además añadió eventos de tiempo, en los que debíamos pulsar ciertos botones para participar activamente en las cinemáticas reproducidas por el propio motor del juego. Los enemigos por su lado también mejoraron respecto a ser los simples zombies a pasar a ser “Las Plagas”, aldeanos infectados que intentan matarnos y pueden usar armas para ello.

Otro de los cambios jugables fue la presencia del “Buhonero”, un misterioso individuo que hacia las veces de tienda donde podíamos comprar objetos, munición o armas con el dinero que íbamos recogiendo a lo largo de la aventura. Un cambio significativo que introducía la economía en el juego y creo controversia debido a que las primeras entregas apostaban por una buena gestión de la munición, mientras que la cuarta entrega era un shooter donde la munición no era escasa precisamente y un jugador con un mínimo de habilidad podía moverse cómodamente.

Resident Evil 4 perdía definitivamente el sistema de cambio de estancias mediante la secuencia de carga de la puerta, y simplemente nos aportaba una pantalla de carga cuando el mapa requería cambiarse lo suficiente. Aunque por lo general los espacios abiertos eran amplios y la jugabilidad era mucho más fluida que en las primeras cuatro entregas (contando RE: Code Veronica).

La recepción de Resident Evil 4 fue variada entre los fans originales de la saga, mientras que muchos otros agradecieron una jugabilidad adaptada a los juegos modernos, ya que los shooters en tercera persona se volverían muy populares en la década de los 2000.

La cuarta entrega fue precedida por Resident Evil 5 (2009) ya lanzado en la siguiente generación de consolas Xbox 360 y PlayStation 3, el cual apostaría por el mismo diseño pero con mayor calidad gráfica y un escenario diferente dejando la “España” (esta es otra historia) de la cuarta entrega, moviéndonos a una África también infectada por “Las plagas”. Los cambios en Resident Evil 5 no fueron muy significativos más allá de volver al sistema de doble protagonista de Resident Evil 2.

Resident Evil 5 (2009)

En 2012 llegaba Resident Evil 6, recogiendo de nuevo el testigo de las dos entregas anteriores, pero con un foco en añadir más escenas cinemáticas y contar la historia desde varios personajes. La sexta entrega no gustó mucho a los seguidores de la franquicia aunque sus ventas fueron ligeramente menores a Resident Evil 5, pero superando a Resident Evil 4.

La sexta entrega de la franquicia es particularmente peculiar, ya que reúne a muchos de los personajes de la franquicia bajo un mismo escenario, devolviendo el protagonismo tanto a Chris Redfield como a Leon S. Kennedy, mientras que vuelven personajes como Ada Wong y Sherry Birkin originales de Resident Evil 2.

Resident Evil 6 (2012)

Obviamente llegados a la década de 2010 y con la llegada de la siguiente generación con Xbox One y PlayStation 4, muchos de estos títulos lanzados hasta la fecha disfrutaron de relanzamientos y remasters, por lo que generaron más copias poco a poco con el paso de los años.

Capcom optó por lanzar la serie spin-off Revelations, que cuenta con dos títulos lanzados en 2012 y 2015 respectivamente en varias plataformas. Ambos mantuvieron la jugabilidad de esta segunda cara de la franquicia, pero sus bajas ventas ya le decían a Capcom que era el momento de un cambio, ya sea por que los jugadores se habían cansado de la jugabilidad o porque la perdida de la línea de historia de Raccoon City con la infección, no acababa de gustar a los jugadores.

La tercera cara de Resident Evil, Resident Evil 7, un cambio radical

Capcom llega al año 2017 con un lavado de cara total de Resident Evil con su séptima entrega, vista en primera persona, un juego pensado para disfrutarse también en Realidad Virtual y un cambio radical de escenario, historia y desarrollo. Ahora Resident Evil 7 nos pone en primera persona para sumergirnos en una historia de terror al más puro estilo cinemático posible, donde deberemos explorar la propiedad de los Baker en manos de Ethan en busca de su novia desparecida.

El cambio de jugabilidad en esta entrega es brutal y al tratarse de un título de nueva generación el apartado gráfico también se vio mejorado significativamente, como opinión personal, Resident Evil 7 consiguió que los jugadores sintiéramos miedo otra vez, aunque quienes esperaban una continuación de las anteriores tres entregas (como yo mismo), sentimos cierta decepción y sorpresa al ver en que se había convertido Resident Evil y de alguna manera creo que Resident Evil 7, podría haber sido perfectamente un nuevo spin-off o una propiedad intelectual diferente de Capcom.

Resident Evil 7 muy inteligentemente recuperaba el sistema de puertas original de la franquicia, pero esta vez eramos capaces de “tocarlas”, permitiendo al jugador echar un vistazo a la puerta o que los enemigos se muevan naturalmente entre las estancias no limitandolos a estar en la zona donde habían aparecido. Un añadido de tensión que se hace notar nada más encontramos a alguien que nos persigue.

El estilo gráfico de Resident Evil 7 hace que sintamos cada escena con brutalidad y precisión, cada detalle de la séptima entrega es un homenaje a las películas de terror y están terriblemente bien cuidados. Como una simple foto no haría justicia para quienes no lo hayan jugado, os dejo con el tráiler de lanzamiento, el cual representa fielmente el cambio:

Resident Evil 7 es lo que es y Capcom parece decidida a seguir este camino con la octava entrega, aunque cambiando de escenario a otros más amplios de una villa europea y un castillo del medievo a explorar. Una idea interesante que seguramente veremos en la próxima generación de consolas.

Hay algo que me molesta especialmente de Resident Evil 7, ya que algunos medios se empeñan en mentir en el numero de unidades vendidas señalando a la séptima entrega como el juego más vendido de la saga, siendo una manipulación evidente de las cifras ya que no cuentan los juegos vendidos en reediciones de las anteriores. Actualmente las ventas de toda la franquicia se sitúan de la siguiente manera:

  • Resident Evil (5,331,647)
  • Resident Evil 2 (6,114,370)
  • Resident Evil 3 (3,528,691)
  • Resident Evil: Code Veronica (2,745,438)
  • Resident Evil Remake (4,399,297)
  • Resident Evil 0 (3,553,614)
  • Resident Evil 4 (8,628,067)
  • Resident Evil: Chronicles (1,536,389)
  • Resident Evil 5 (12,540,000)
  • Resident Evil 6 (10,631,400)
  • Resident Evil: Operation Raccoon City (2,700,000)
  • Resident Evil: Revelations (2,696,040)
  • Resident Evil: Revelations 2 (2,400,000)
  • Resident Evil 7 (6,800,000)
  • Resident Evil 2 Remake (5,000,000)

Esto deja en evidencia que Resident Evil 7 no es el juego más vendido de la franquicia, ya que Resident Evil 5 lidera el listado seguido de la sexta entrega, mientras que Resident Evil 2 Remake lanzado en 2019 ya acumula 5 millones de ventas no habiendo cumplido un año de su lanzamiento, mientras que Resident Evil 7 con ahora ya 3 años a sus espaldas no alcanza los 7 millones de unidades. Si nos fijamos, Resident Evil 7 tampoco supera en ventas a Resident Evil 4, que se sitúa tercero de la lista y no se queda demasiado lejos de Resident Evil 2 (1998) lanzado dos décadas antes con un parque de consolas menor y reediciones muy limitadas.

Resident Evil 2 Remake y Resident Evil 3 Remake, un paso atrás a la segunda cara de la franquicia

En 2019 Capcom dio un paso atrás considerable al lanzar Resident Evil 2 Remake, ya que volvía la jugabilidad de Resident Evil 4 junto con las mejoras que hemos visto a lo largo de la saga, al menos hasta la sexta entrega. Un remake que se caracteriza por ser más cinemático, con grandes cambios sobre la historia original, algo menos creativo con los recorridos alternativos, pero en general un juego a la talla del lanzado en 1998, que nos vuelve a contar la que yo pienso que es una de las historias más queridas de la franquicia.

Resident Evil 2 (2019) mantiene el uso de los baules originales y de las maquinas de escribir para guardar la partida, aunque puede sentirse en ocasiones como un efecto Resident Evil 4, la munición puede llegar a sobrarte con un poco de habilidad aún acabando con todos los enemigos que te encuentres a tu paso.

Resident Evil 2 (2019)

A nivel jugable uno de los grandes logros de Resident Evil 2 Remake, es conseguir que volvamos a sentir el agobio y el miedo de las primeras entregas que solo se recuperó en la séptima, pues un implacable Mr. X nos persigue por toda la comisaría, está vez en ambos recorridos. Lo cual desgraciadamente le quita algo de variedad a los recorridos alternativos, ya que en ambos personajes son demasiado parecidos y su alternativa tampoco acaba de aportar nada nuevo.

Otro de los factores que hacen de Resident Evil 2 Remake una mejora notable frente a otras entregas es el juego con la iluminación. La comisaría de Raccoon City vuelve a cobrar una nueva dimensión bajo las luces apagadas y los detalles que vamos encontrando con la linterna al principio de la aventura.

Capcom se encuentra ahora mismo preparando el lanzamiento en abril de Resident Evil 3 Remake, que seguirá la misma línea que el remake de la segunda entrega, reviviendo al implacable Némesis y dando un aire nuevo a la historia de la tercera entrega.

Conclusiones

Aunque en el fondo soy muy nostálgico de las entregas originales, debo reconocer que el cambio que introdujo Resident Evil 4 fue clave en la franquicia y el camino seguido por los nuevos Resident Evil 2 Remake y Resident Evil 3 Remake me ha gustado más que la apuesta novedosa que supone Resident Evil 7.

Desde mi humilde punto de vista Resident Evil, Resident Evil 2, Resident Evil 3, Resident Evil: Code Veronica y Resident Evil 0 son la mejor representación del “autentico” Resident Evil, con su historia original y una clara línea de sucesión de eventos bastante lógica. Lamentablemente esta colección de juegos va a quedar entre dos mundos debido a los remakes, ya que no veo a Capcom animándose a un nuevo remake de Resident Evil para ponerlo a la par de los nuevos remakes.

Resident Evil 4, 5 y 6 representan un cambio significativo en la historia y jugabilidad, que junto a los nuevos remake que retoman esa jugabilidad son los más “cómodos” de jugar para quienes comienzan a conocer la franquicia, de aquí que retome la falta de un remake de la primera entrega para ponerla al día

Como habréis notado seguramente a lo largo de mi articulo, no soy un gran fan de Resident Evil 7, de hecho, a pesar de no ser un mal juego, pienso que podría haber pasado perfectamente como una serie spin-off o como una nueva propiedad intelectual de Capcom. Siendo una entrega numerada ha marcado un ritmo al igual que lo marcó Resident Evil 4, pero solo hay que ver como Capcom ha vuelto a sus orígenes con los remakes de la segunda y tercera entrega, creo que más por el estilo jugable, que por la nostalgia de los fans de las dos entregas más envejecidas.

El futuro de la franquicia parece que pasará por Resident Evil 8 y no por un nuevo remake de Resident Evil: Code Veronica o Resident Evil 4 como cabría esperar. Siendo la octava entrega una extensión de la séptima, Capcom contentará a los fans de la misma, pero a su vez hay cierto guiño a Resident Evil 4 con lo que parece que será un emplazamiento similar en el interior de Europa.

Comentarios