Hoy se cumplen 20 años de un juego muy especial de Nintendo 64, ya que un 21 de noviembre de 1998 llegaba The Legend of Zelda: Ocarina of Time a las tiendas japonesas.

Ocarina of Time supuso para la franquicia el salto a la aventura 3D y una de las mayores obras maestras que crearon Shigeru Miyamoto junto a su equipo de desarrollo en Nintendo. El Z Targetting, el mundo abierto que además tenia dos espacios temporales, la inolvidable banda sonora de Koji Kondo y un juego que brillaba a cada rincón logró en aquella época cosechar las mejores puntuaciones de todos los medios, muchas de ellas puntuaciones perfectas 10 de 10.

Sin duda la aventura de Link en 3D se convirtió en el precursor de muchas aventuras que hemos recibido en estos 20 años, dejando el listón muy alto en una epoca donde Sony gobernaba la guerra de las consolas con su todopoderosa PlayStation con franquicias como Resident Evil, Metal Gear Solid, Gran Turismo o Resident Evil.

Ocarina of Time era libertad pura para los jugadores, que se vieron animados a descubrir cada rincón de su mundo en el que se había exprimido la potencia de la consola de 64 Bit y las posibilidades de sus cartuchos a la perfección.

En 2011 Nintendo lanzó un remaster para 3DS y ahora mismo los poseedores de una Switch sueñan con que la compañía japonesa se decida a lanzar los juegos de Nintendo 64 en la consola híbrida para poder volver a disfrutar de Ocarina of Time.