civi-logo
Civilization es una saga de videojuegos de estrategia por turnos desarrollada por el programador y diseñador Sid Meiers. Se trata probablemente del mejor juego de este género hasta la fecha, y prueba de ello es la ingente legión de seguidores en todo el planeta con la que cuenta. Una pequeña joya en el mundo de los videojuegos, que seduce a los amantes de la estrategia y de la historia.
El primer Civilization vio la luz en 1991 en la empresa Microprose, de la que Meier era cofundador. Poco después Meier dejó la compañía y en 1996 fundó Firaxis Games, junto con Jeff Briggs. Desde entonces, Firaxis Games ha desarrollado varias versiones y expansiones de la serie, hasta llegar al nuevo Civilization VI, lanzado el pasado 21 de octubre, que ha sido publicado por 2k Games y distribuido por Take-Two Interactive.
El punto de arranque en el nuevo Civilization VI no cambia, empezamos la partida con un mísero colono y un guerrero, y del mapa del mundo apenas conoceremos un puñado de hexágonos. A partir de ahí, nuestra misión será hacer crecer nuestra civilización hasta conquistar el mundo, y lo conseguiremos según el estilo que cada uno prefiera, ya sea con una victoria cultural, científica, religiosa, por dominación o por puntos. Claro que en el mundo no estaremos solos, sino que tendremos que compartir escenario con otras civilizaciones, ya estén pilotadas por el ordenador o por otros jugadores; con ciudades-estado, cuyo favor nos tendremos que trabajar; y con los molestos bárbaros.
Tenemos nuevos líderes y civilizaciones con los que elegir iniciar nuestra aventura (el único que repite cartel es Gandhi). Como siempre, cada líder aporta sus propias bonificaciones, unidades y edificios. A nivel visual la impresión general es muy buena, no sólo por las mejoras gráficas en detalles de unidades y edificios, sino también por la visión general del mapa, que se va revelando sutilmente según lo vamos descubriendo con un elegante efecto de tinta y que, una vez conocido, se diluye de nuevo en una tonalidad marrón.
 
civi4
 
De lo primero que te das cuenta jugando al nuevo Civilization VI es que los bárbaros son más peligrosos, y es que parece que han mejorado su inteligencia artificial. Tampoco tardaremos mucho en descubrir que ya no podemos automatizar las tareas de nuestros constructores (los antiguos trabajadores), y que éstos desaparecen después de realizar tres tareas (o cuatro si eres China). Con ellos ya no podremos construir carreteras, estas se irán creando de manera progresiva gracias a las idas y venidas de los mercaderes que tengamos en ruta.
Además del árbol tecnológico, que iremos adquiriendo con ciencia, ahora tenemos un árbol de principios, similar a lo que antes eran las políticas sociales, y que va creciendo gracias a la cultura. A medida que aprendemos determinados principios, tendremos la posibilidad de adoptar diferentes formas de Gobierno. Cada gobierno nos permitirá combinar diferentes políticas de tipo militar, económico, diplomático y de grandes personajes. Podremos modificar la forma de gobierno y las políticas durante toda la partida, lo cual es una muy interesante mejora en versatilidad, puesto que nos permite adaptarnos mejor a las necesidades del momento de nuestro imperio.
 
civi2
 
Otra novedad importante son los Distritos con los que ahora dividiremos las ciudades. Los distritos podrán ser de tipo religioso, cultural, comercial, industrial, militar, etc., y en ellos construiremos los edificios de ese tipo, como templos, bibliotecas o mercados. También necesitaremos los correspondientes distritos para crear determinadas unidades, por ejemplo, nos hará falta tener un aeropuerto para crear aviones, o un lugar sagrado para generar misioneros. Lo más interesante es que tendrán su propia ubicación fuera del centro urbano, lo que nos obligará a agudizar nuestro sentido de la estrategia, puesto que recibirán mejoras según el lugar donde los coloquemos. Así que muy importante pensarse dónde construimos un Campamento, ya que además de crear nuestras unidades de combate nos servirá como punto de defensa del territorio, desde donde podremos atacar a los enemigos. Otro tanto ocurre con las Maravillas que construyamos, que ya no aparecerán donde al juego le dé la gana, sino que tendremos que ser nosotros quienes decidamos dónde nos conviene más ubicarlas.
Además de la planificación urbana de nuestra ciudad, tampoco podremos olvidarnos de la explotación de los recursos cercanos, que ya sabemos podrán ser de varios tipos: los recursos adicionales, que nos proporcionarán alimentos o producción; los recursos estratégicos, como el hierro, que nos servirán para crear determinadas unidades; y los recursos de lujo, que aumentarán la felicidad y otorgarán Servicios a la ciudad.
No sólo tendremos que ocuparnos de mantener a la población entretenida con los Servicios, nos tendremos que preocupar de que nuestra ciudad disponga de la cantidad de Alojamientos suficiente para que los ciudadanos se instalen y la población crezca. Un ciudadano se puede instalar a vivir en una granja, o un faro. En este punto no puedo evitar comentar que, curiosamente construir una cantera o una mina no proporciona alojamiento, lo que me parece un poco raro: no digo que tengan que vivir dentro, pero ¿no sería lógico pensar que alrededor de la mina se podrían construir unas casetas para los mineros?
 
civi8
 
En el Civilization VI todas las decisiones que tomemos tienen repercusiones. Ya no sólo las más importantes, como declararle la guerra a otra civilización, sino que ahora también las pequeñas acciones importan. Así, por ejemplo, fundar una ciudad en la costa aumentará nuestros conocimientos en Navegación a vela, pues habremos activado un Momento Eureka de nuestro árbol tecnológico. También podemos acelerar el aprendizaje de un determinado principio a través de un Momento Inspiración: por ejemplo, si despejamos un puesto bárbaro mejoraremos en Tradición Militar.
Otra innovación interesante en esta nueva versión del juego viene de los Grandes Personajes, pues esta vez no van a servirnos sólo para realizar siempre la misma acción, como por ejemplo sucedía con los Grandes Generales, que sólo los utilizábamos para construir una Ciudadela, sino que cada uno tendrá sus capacidades exclusivas, pudiendo ocurrir que un Gran General te sirva para convertir a un bárbaro en una unidad propia o para crear una gran obra literaria.
Aquellos que gusten de declararle la guerra a sus vecinos, encontrarán una muy oportuna mejora a la hora de posicionar sus unidades de combate, puesto que tendremos la posibilidad de unir varias de ellas y crear un pequeño ejército, los llamados Corps, con más vida y que hará más daño. Para los que prefieran someter al mundo a la religión propia, también se lo podrán pasar de lo lindo con los nuevos combates cuerpo a cuerpo entre apóstoles.
 

 
Estas son sólo algunas de las muchas novedades que nos encontraremos jugando al nuevo Civilization VI. Una nueva entrega donde se ha potenciado aún más la visión estratégica del juego, donde los gráficos y animaciones son una maravilla y donde los paneles de información han mejorado sustancialmente, lo cual nos permitirá un mayor control de todos los elementos. En resumen, un juegazo que, si te atrapa, hará que te vuelen las horas (literalmente).
 

Puntuación final: 80/100

 
ockdoro
 
Si queréis Benchmarks del juego, tenéis el Benchmark del Civilization VI que hemos realizado en nuestro propio laboratorio.