Seguramente hablar de 8K cuando muchos todavía no tienen un panel 4K en casa es hablar muy a futuro, pero lo cierto es que los televisores 8K ya han comenzado a venderse en 2018 en los habituales precios prohibitivos de ser un Early Adopter de las nuevas tecnologías.

Los fabricantes de televisores obviamente no van a detenerse aquí y 2019 va a ser el año en que la distribución de los paneles 2019 va a comenzar a ser algo más amplia con nuevos modelos de la mayoría de fabricantes importantes. Los nuevos televisores 8K según cuenta Digitimes, quieren hacer una penetración de cuota de mercado en 2019 del 0,1% de los hogares en todo el mundo, distribuyendo de esta manera más de 300.000 paneles 8K, que pueden parecer pocos, pero es lo que actualmente permite los procesos de fabricación de los mismos que aún están en pañales.

Los nuevos paneles 8K tienen una resolución de 7680 x 4320 píxeles, lo cual multiplica por cuatro los píxeles de un panel 4K. Aunque por el lado negativo tenemos una absoluta ausencia de contenido nativo a 8K (a 4K no es que sea precisamente abundante), por lo que la mayoría de paneles optan por tecnologías de reescalado mediante IA para aumentar la resolución del contenido de forma artificial.

En cuanto a tamaños, los nuevos televisores 8K serán grandes o enormes, ya que la mayoría de modelos de los principales fabricantes hablan de modelos minimos de 65 o 75 pulgadas, mientras que otros fabricantes como Samsung, LG, BOE y CEC hablan de paneles de hasta 98 pulgadas en sus nuevos catálogos.

Los 8K han llegado para quedarse y al menos en lo que nosotros nos importa que son los videojuegos no nos aportan todavía nada en especial, ya que las consolas actuales apenas logran 4K en juegos que no tienen excesiva carga gráfica y los PC actuales de nivel entusiasta con doble GPU de alta gama empiezan a tocar ese nuevo reino celestial que son los 8K.

Comentarios