Nintendo y Shigeru Miyamoto son una completa leyenda de los videojuegos, ya que el padre de Super Mario lleva décadas creando aventuras que han hecho historia en este mundillo y esperamos que lo sigan haciendo durante muchos años más. Pero las grandes mentes a veces también dejan divertidas anécdotas de cual es el proceso creativo detrás de ciertos juegos y su reciente entrevista con New Yorker ha dado pie a una confesión del japonés bastante inesperada.

Según cuenta Miyamoto en esta entrevista, en plena guerra entre Nintendo y Sega por coronarse líder de la industria de las consolas domésticas el creativo se encontró con sus propios hijos que preferían jugar a juegos de SEGA como Out Run y Space Harrier en vez de los juegos que creaba su padre para Nintendo.

Jugaban a un montón de juegos de Sega. Les gustaba mucho conducir coches en Out Run y también jugaban bastante a Space Harrier.

El padre de Mario y su amable personalidad obviamente no desembocó en una molestia frente a las elecciones de sus hijos que preferían los videojuegos de la competencia, sino que utilizó este rechazo por lo juegos de Nintendo para inspirarse todavía más para que sus hijos terminasen prefiriendo los juegos de Nintendo por méritos propios.

Miyamoto también se mostró crítico con los juegos violentos hace poco, deseando que la industria saliera un poco de lanzar habitualmente shooters, ya que según su opinión los desarrolladores deberían explorar otros caminos que no incluyan necesariamente violencia gratuita, algo que no es de extrañar, ya que el mismo lleva defendiendo durante décadas los juegos que puedan unir a las familias en casa.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios