Hoy volvemos de nuevo con un informe de DRAMeXchange, una firma de Trendforce que analiza concretamente el mercado de la memoria RAM, mercado del que ya hace unos meses os anunciábamos que subirían los precios por los diversos factores que estaban afectado a la producción de memoria RAM. En esta ocasión según su nuevo análisis de mercado, vuelven las malas noticias y son incluso peores que en la pasada ocasión.
Según su nuevo estudio, los precios de los módulos de RAM de 4GB DDR4 subirán hasta un 12,5% su precio durante el segundo trimestre del año, el modulo de 4GB es el modulo de referencia, ya que por lo general los módulos de 8GB suelen costar prácticamente el doble, mientras que los de 16GB encarecen todavia más su precio debido a su alta densidad. Al parecer esta nueva subida se debe a que tanto Samsung como Micron no van a poder hacer frente a la demanda debido a que sus nuevos procesos de fabricación de 18nm y 17nm respectivamente han sufrido problemas.
Por un lado Micron ha sufrido problemas en su nuevo proceso de 17nm, aunque ya se habrían entregado las muestras, al parecer Micron ahora mismo no podría producir las cantidades esperadas de este tipo de chips a 17nm. Por el otro lado Samsung se ha encontrado que sus nuevos chips a 18nm están presentando incompatibilidades con algunos modelos de portátiles, por lo que esta habría reducido su producción hasta atajar el problema.
Eso nos deja solamente a SK Hynix al frente de cubrir la demanda de chips DDR4, como la tercera más grande, pero SK Hynix todavia no ha actualizado su proceso de fabricación, pero aun así no podrá hacer frente a la demanda de chips de memoria RAM DDR4, por lo que la falta de oferta y la alta demanda actual incrementara todavia más los precios de este tipo de memoria.
Por si fuera poco, ya os informamos que durante 2017 muchos fabricantes de RAM se habrían pasado al mercado de las NAND (memorias que dan vida por ejemplo a los populares discos SSD) debido a que este otro mercado también sufre de una fuerte demanda y falta de oferta, haciendo que los precios de los SSD que ya deberían haber bajado respecto a los precios del año pasado hayan terminado por subir retrasando la entrada de unidades más grandes a precios asequibles.
Según DRAMeXchange, la subida de precios debería empezar a notarse dentro de unas semanas también para las unidades SSD, así que quizás seria una buena idea hacerse con la unidad o con la memoria RAM ahora antes de que los precios suban, o esperar unos meses a ver si el precio se vuelve a normalizar a niveles de mediados de 2016.