Dos de los principales responsables de Shadow of the Tomb Raider en Eidos Montreal han concedido una entrevista al medio Express en la que han hablado de su visión de que deberían ofrecer las consolas de la próxima generación. En ella han participado Jason Dozois, director narrativo, y Heath Smith, diseñador jefe.

Dozois comentaba lo siguiente:

“Esperamos más memoria, más capacidad de renderizado y la posibilidad de ver a una mayor distancia. Queremos que permitan contemplar un paisaje y pensar, en realidad puedo ir allí, y todo está conectado.”

Mientras que Smith volvía a destacar la importancia de los paisajes:

“Que todo parezca más vivo y aumente la distancia de dibujado, porque Tomb Raider es un juego famoso por sus panorámicas. Cuanta más vida puedas tener en estas vistas, más real parece.”

De las declaraciones de ambos se extrae que ambos basan su visión en las necesidades de desarrollo de la última entrega y de lo que necesitarían para una próxima superior. Una mayor capacidad de memoria RAM en la Playstation 5 y Xbox Scarlet permitiría junto a una mayor potencia de GPU y CPU crear paisajes mucho más reales, mientras que las distancia de dibujado crecería mayormente para permitir ver con más detalle objetos más lejanos.

Lo cierto es que con la llegada de la resolución 4K los objetos lejanos han ganado más importancia al poder verse más definidos debido a contar con un mayor numero de píxeles para definirse. Si bien es cierto que los desarrolladores optan por que los modelos lejanos tengan modelos y texturas más simples para ganar rendimiento, en el futuro ese tipo de objetos todavía necesitarán estar más lejos, mientras que los actuales necesitarán estar más mejor definidos para una experiencia más realista.

 

 

 

 

Comentarios