Cuando ya dábamos por muerta a Lucifer después de que FOX decidiera cancelar la serie, fue Netflix quien escuchó a los fans y tomó las riendas del proyecto. La plataforma de streaming decidió darle una segunda oportunidad a la conocida serie y ahora ha llegado el momento de materializar esa promesa.

Netflix ha anunciado hoy que ha comenzado el rodaje de la cuarta temporada de Lucifer, la cual constará de 10 nuevos capítulos que se caracterizarán por la ausencia de la censura a la que estaba sometida la serie bajo el abrigo de FOX.

Además, los responsables de la nueva temporada aseguran que la cuarta temporada será más violenta y contendrá más desnudos, algo que sin duda casa más con la temática.

Comentarios