El mes de mayo saltaban todas las alarmas cuando comenzó un ciberataque masivo con el ransomware WannaCry bloqueando miles de ordenadores en empresas o gubernamentales, con la promesa de desbloquear la información encriptada tras un pago de de unos 300€ en criptomonedas como bitcoin. El joven Marcus Hutchins unos días después descubría un kill-switch de WannaCry que consistía en registrar un dominio y permitía desactivar definitivamente a Wannacry. Obviamente la historia continuo más tarde cuando se lanzaron otros ataques con modificaciones del mismo ransomware evitando ese kill-switch.
Marcus Hutchins se encontraba estos días en las conferencias de seguridad informática Black Hat y Defcon que se celebraban en EEUU en la ciudad de Las Vegas. Pero a la salida de estos eventos le esperaba el FBI para detenerle a el y a otra persona todavía sin identificar por la creación y difusión del malware bancario Kronos, que centraba sus operaciones en enviar correos electrónicos con archivos adjuntos haciéndose pasar por las entidades bancarias con la intención de robar el dinero de las mismas usando las contraseñas de los clientes.
Según The Guardian, de donde extraemos la noticia, el acusado habría intentado vender Kronos a través de AlphaBay (uno de los mayores mercados de la web profunda) con instrucciones claras sobre su uso, pero por desgracia para el, AlphaBay fue cerrado el pasado 20 de julio en una gran operación conjunta del FBI y otras agencias europeas, incautando todos los servidores del mismo. Y por lo que parece esta operación habría permitido localizar e identificar al creador de Kronos.
Quizás a Marcus ahora no le vendrá tan bien haber aparecido en la prensa hace unos meses, ya que mientras que su socio ha pasado desapercibido, su imagen ahora se encuentra por los medios de todo el mundo como un “delincuente virtual”.