Microsoft que sigue apostando fuerte por la retrocompatibilidad en su consola Xbox One ha anunciado dos importantes novedades, ya que Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty y Metal Gear Solid 3: Snake Eater ahora pueden jugarse en Xbox One a alta definición.

Por supuesto las versiones de ambos juegos no son las originales de PlayStation, si no los ports que recibió Xbox en el caso de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty y la versión HD de Metal Gear Solid 3 que recibió Xbox 360. Ambos ahora pueden jugarse en las Xbox One convencionales a 1080p o en las Xbox One X a 4K, lo cual lo convierte en una oportunidad única para revivir estos clásicos.

Aquellos que no dispongan de estos títulos pueden hacerse con ellos en un pack que los incluye ambos por 19,99€.

Además de los dos títulos de la saga Metal Gear Solid, también se han añadido a la retrocompatibilidad Brütal Legend, Call of Juarez: The Cartel y Call of Juarez: Bound in Blood.

Comentarios