Microsoft lleva algún tiempo jugando con los modelos de suscripción con productos como Office 365, productos que mayormente se ofrecen a empresas por una cuota mensual por cada equipo en vez de depender de licencias ligadas a los equipos.

Esto tiene algunas ventajas para las empresas, ya que Microsoft asume ciertas responsabilidades de funcionamiento en equipos que mayormente se venden preparados para estos paquetes. Lo cual al final del día ahorra dinero a las empresas en mantenimiento.

Ahora parece que Microsoft quiere ir más allá en sus estrategias de suscripción, por lo que estaría preparando Microsoft 365 que incluiría Windows 10 y Office bajo este modelo, con un objetivo fijado en los particulares y no en las empresas.

Si bien no parece un “chollazo” desde el punto de vista de que hoy en día se pueden adquirir claves a precios bastante económicos, seguramente habrá un gran numero de usuarios que optarán por este servicio para disponer en sus equipos de estos servicios a pesar de la cuota mensual, sobretodo aquellos que tengan entornos semi-laborales o freelance.

Por otro lado, me puedo llegar a imaginar que algunos equipos se pueden llegar a vender con una suscripción de varios meses o un año, para sorpresa de sus compradores cuando esta termine, lo cual no suena demasiado bien precisamente.