El futuro de los juegos digitales cada vez pone más en aprietos a las ventas en formato físico y ya en 2014 el máximo responsable de Microsoft, Phil Spencer, reveló que en su compañía habían considerado ya la posibilidad de vender una Xbox One sin lector orientada puramente a los juegos digitales.

Este proyecto de una Xbox One sin lector fue descartado en aquel entonces debido a que el tamaño de los juegos no ha dejado de crecer desde aquel comentario, ya que hoy en día no es extraño ver juegos que superan ampliamente los 50GB y para un proyecto así se hubiera necesitado lanzar una consola de mucha más capacidad. Otro de los factores clave también era las conexiones de banda ancha, ya que una consola así sería altamente dependiente de una conexión a internet rápida para poder descargar los juegos rápidamente, y obviamente los grandes tamaños no ayudaban en este concepto.

Cuatro años después de esta idea, parece que finalmente podría materializarse, ya que Microsoft estaría planteando una consola sin lector Blu-Ray que permita vender su consola a un precio menor o al menos eso es lo que afirma el medio Thurrott, que asegura que este nuevo modelo llegaría en 2019.

Se habla de que este modelo llegaría junto a un programa de “digitalización”, que permitiría a los usuarios de esta consola cambiar juegos físicos por digitales, algo que no detallan como se realizará.

Además de este nuevo modelo en 2019 orientado a bajar el precio, este debería estar basado en una nueva Xbox One S que también apunta a reducir costes y a mejorar el hardware interno de la consola con una revisión profunda, que podría incluir una bajada de consumo eléctrico, de tamaño o al menos de temperaturas.

Sea como sea la nueva Xbox One S y su versión sin lector (¿quizás Xbox One D por ser “digital”?) llegaran en pleno 2019 con un anuncio de la sucesora de Xbox One casi inminente, ya que su lanzamiento sigue apuntando al año 2020.

Comentarios