Microsoft sigue adelantándose a Sony en cuanto a la presentación de su consola de nueva generación y ahora el propio Phil Spencer ha revelado los detalles concretos del hardware que dará vida a su nueva consola Xbox Series X.

  • CPU: 8 núcleos con SMT de arquitectura Zen 2 a una velocidad de hasta 3.8Ghz (3.66Ghz si se usa SMT)
  • GPU: RDNA2 de 52CU a 1825Mhz dando una potencia de 12 TFLOPS
  • Die: 360.45mm2 a 7nm+
  • Memoria: 10GB GDDR6 (560GB/s) + 6GB GDDR6 (336GB/s)
  • SSD: SSD 1TB NVMe, que podrá ampliarse con una ranura de expansión. Velocidades de 2.4GB/s hasta 4.8GB/s
  • Almacenamiento Externo: Mediante USB 3.2
  • Blu-Ray: 4K UHD Blu-Ray

Al parecer Microsoft hace una apuesta por un procesador AMD Zen 2 de ocho núcleos capaz de utilizar SMT para disponer de 16 hilos si fuera necesario, ya que la compañía de Redmond anuncia dos velocidades máximas diferentes dependiendo del uso de esta característica o no. La GPU no es ninguna sorpresa debido a que ya sabíamos que alcanzaría los 12 TFLOPS, pero sus especificaciones de 52CU y 1825Mhz ya nos puede dar un punto de partida sobre el que valorar la arquitectura RDNA2.

La memoria queda separada en dos grupos, entendemos que los 6GB a menor velocidad van destinados al sistema, mientras que el grueso de la memoria iría destinado a la GPU o a la posibilidad de compartirse en sistema. El SSD finalmente se fija en una unidad 1TB NVMe bastante rápida, que como ya avanzamos en nuestro análisis no llega a las velocidades de Gen4 seguramente por economía del precio de la consola.

La ranura que desvela las nuevas “Memory Card” para ampliar el almacenamiento vía SSD

Ahora ya solo queda que Microsoft ponga a la venta su nueva consola de cara a finales de año, mientras tanto podemos ver una muestra de las mejoras que supondrá frente a una Xbox One X en cuanto a tiempos de carga:

Comentarios