Microsoft ha presentado hoy el Xbox Adaptive Controller, un nuevo gamepad para su consola Xbox (aunque imaginamos que también compatible con PC) en el que la compañía de Redmond ha invertido mucho tiempo en crear una apuesta seria para jugadores con discapacidades.
El nuevo gamepad dispone de una cruceta y dos grandes botones A y B en su frontal, acompañados de los habituales botones Xbox y menus que encontraríamos en un gamepad normal. La gran novedad es un puerto USB y unos jacks traseros donde podremos conectar otros periféricos adaptados como joysticks y botones de gran tamaño, además de un sistema de monturas que permite fijar este controlador a varias superficies, siempre pensando en las necesidades de personas discapacitadas.
Entre los accesorios hay disponible una gran multitud de periféricos opcionales en busca de adaptarse a muchas necesidades diferentes de movilidad reducida, con varios joysticks, pedales o palancas para todo tipo de personas. Otro aspecto interesante es que el Xbox Adaptive Controller permite conectar un segundo gamepad de Xbox One para hacer de copiloto y poder ayudar al controlador principal en las tareas más complicadas o permitirle jugar a juegos que normalmente no podría por si mismo.
El nuevo controlador tendrá un precio de 99,99 dólares y se venderá de forma exclusiva en la Microsoft Store.