Mike Ybarra (Vice Presidente de Xbox y Windows Gaming) ha mostrado hoy en Twitter el aspecto final que tendrá el SoC que dará vida a la nueva consola Project Scorpio, tampoco es que se desvele ninguna novedad además de lo que ya sabíamos, pero si es la primera vez que se muestra físicamente y no a través de un render.
A modo de resumen, la nueva consola incluirá una CPU de ocho núcleos basado en los núcleos AMD Jaguar como el resto de consolas de nueva generación pero a unas frecuencias ligeramente mayores, mientras que la GPU integrada se ha mejorado hasta los 6 TeraFLOP de potencia de computo, lo que la sitúa al mismo nivel que una RX 480 de PC de sobremesa con la misma arquitectura Polaris, aunque puede que se hayan introducido algunas de las mejoras que veremos en Vega.
En el aspecto de la memoria se ha ampliado la misma a 12 GB GDDR5 de los cuales quedan reservados 4GB para el Sistema Operativo de la consola y 8GB completos libres para los títulos, un cambio significativo respecto la Xbox One original que aportará algo de soltura a la consola. Sin embargo, se ha prescindido de la rápida ESRAM de 32MB que si esta presente en Xbox One, por lo que los desarrolladores se verán obligados a optimizar el juego para la consola original y la nueva de manera diferente, ya que la Xbox One depende mucho de la misma.
 
 

Comentarios