Netflix ha anunciado oficialmente que comienzo a un nuevo proyecto basado en The Witcher del escritor Andrzej Sapkowski, esta nueva serie tomará el título de The Witcher: Blood Origin y se trata de un spin-off precuela de la serie principal que se ambientará 1200 años antes que la historia principal de la serie.

La idea de The Witcher: Blood Origin es transportarnos hasta el mundo élfico del pasado, mucho antes de las aventuras de Geralt de Rivia, para contarnos la historia de la creación del primer brujo. Declan de Barra, guionista original de la serie y ahora productor ejecutivo además de showrunner del spin-off comenta lo siguiente:

Ambientada en un mundo élfico 1.200 años antes del mundo de The Witcher, Blood Origin contará una historia perdida en el tiempo: el origen del primer brujo y los eventos que conducen a la crucial conjunción de las esferas, cuando los mundos de monstruos, hombres y elfos se fusionaron para convertirse en uno

Como buen fan de la fantasía, estoy entusiasmado de poder contar la historia de The Witcher: Blood Origin. La primera vez que leí los libros de The Witcher me surgió una duda: ¿Cómo era realmente el mundo élfico antes de la llegada cataclísmica de los humanos? Siempre me ha fascinado el auge y la caída de las civilizaciones, cómo la ciencia, el descubrimiento y la cultura florecen justo antes de esa caída.

Cómo vastas extensiones de conocimiento se pierden para siempre en tan poco tiempo, a menudo agravado por la colonización y una reescritura de la historia. Dejando solo fragmentos de la verdadera historia de una civilización. The Witcher: Blood Origin contará la historia de la civilización élfica antes de su caída, y lo más importante, revelará la historia olvidada del primer brujo.

The Witcher: Blood Origin contara obviamente con el apoyo del propio Andrzej Sapkowski, que actuara como consultor creativo para esta serie que por ahora tiene previsto estrenar seis episodios y rodarse en Reino Unido. El propio Sapkowski ha comentado estar muy emocionado con esta expansión de su mundo fuera de su saga literaria, esperando que esta popularidad atraiga a más fans hacia sus libros.

Con este movimiento Netflix no solo tiene pendiente ya estrenar esta miniserie basada en The Witcher, sino que además estamos a la espera de la segunda temporada de la serie y la película de animación The Witcher: Nightmare of the Wolf que todavía están en producción. Por lo que queda claro que la plataforma de Streaming ha reforzado claramente su apuesta por la franquicia despues del tremendo éxito de la serie protagonizada por Henry Cavill.

Comentarios