Netflix parece que tiene las cosas algo más difíciles para penetrar en Asia, por lo que ha empezado a probar en Malasia un nuevo modelo más económico solo para móviles.

El nuevo modo permite acceder a todo el contenido desde un único dispositivo móvil por el equivalente a 3,6 euros mensuales, un precio que dista bastante de los 6,95 euros que la compañía requiere por su plan más básico en el país malayo, aunque más bajos que los precios en España.

Netflix está reforzando su contenido de origen asiático con más de una docena de proyectos de varios orígenes distintos anunciados para 2019,  ya que la plataforma sigue creciendo en usuarios satisfactoriamente, pero lo hace de mayor manera en los países occidentales.

Por ahora esta nueva opción solo se está probando en este país, pero si el experimento funciona podría ser muy interesante como entrada en todo el mundo.

Comentarios