Hace muy poco se ha filtrado un remake de GoldenEye 007 que se estaba preparando para Xbox 360 y como la historia ha cobrado cierta importancia en las redes los Ars Technica y Video Games Chronicle han buscando a los responsables del proyecto en Rare por aquella época para que pudiesen ofrecer su versión de los hechos. Entre ellos estaban Mark Edmonds y Chris Tilston, máximos responsables, pero también Ross Bury como artista.

Sobre la base del legendario GoldenEye 007 de Nintendo 64 de 1997 parte esta interesante historia, ya que el juego fue uno de los grandes éxitos multijugador de la consola de Nintendo y una de las campañas de shooter más recordadas. Sin embargo RARE abandonaba a Nintendo en 2002 para pasarse del lado de Microsoft y su Xbox, lo que comenzó una historia en 2007 sobre la posibilidad de hacer un remake o remaster del título original, idea que llego de parte a Nintendo a Microsoft con la condición de que el juego fuera lanzando en Nintendo Wii y en Xbox 360.

La idea de GoldenEye 007 en la consola de Microsoft era todo un regalo, ya que los de Xbox querían impulsar Xbox Live Arcade con este título tan querido y aunque RARE se encontraba en un mal momento tras la cancelación del MMO Cascade y la salida de los hermanos Stamper fundadores de la compañía, Chris Tilston tomó rápidamente las riendas del proyecto con un pequeño equipo de ocho personas ya que era un proyecto que apenas requería mejorarlo gráficamente y añadirle funciones de red. Por parte de Activisión que tenia los derechos también fue una elección obvia permitir el proyecto, ya que era dinero gratis sin ningún coste asociado de desarrollo para ellos.

Lamentablemente para todos los interesados desde el alto mando de Nintendo no se pensaba igual y al parecer el proyecto no se había sometido a consulta allí, por lo que un alto ejecutivo dio final al proyecto asegurando que de ninguna manera un juego de Nintendo vería la luz en una consola de Microsoft, palabras que más tarde no serían ciertas ya que Rare pudo llevar a franquicias como Conker, Perfect Dark o Killer Instinct a Xbox, ya que los derechos pertenecían al desarrollador.

La historia termina con la filtración del proyecto, que muchos han podido comprobar bajo una Xbox 360 que estaba prácticamente terminando en cuanto a desarrollo, por lo que al menos aquellos con una consola modeada o con un emulador podrán disfrutar del juego del que Tilston afirma que apenas quedaban 90 bugs por corregir. Aunque quizás no sea el final de la historia, ya que las relaciones de Nintendo y Microsoft han mejorado mucho en los últimos años, siendo obvio que el proyecto podría recuperarse si los poseedores de los derechos lo permitieran.

Eloy Puigcerver
Apasionado de los videojuegos, el hardware y el entretenimiento audiovisual, mi propia trifuerza que trato de plasmar cada día en Gamerbits.
Suscríbete!
Notificar
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios