Nintendo ha presentado en los últimos días una demanda por violación de derechos de copyright contra dos web de ROMS en las que había publicada una importante cantidad de juegos de su propiedad intelectual.

Las dos webs son LoveROMS y LoveRetro, la primera ya habría eliminado las ROMS relacionadas con Nintendo, mientras que la segunda ha optado por dejar de ser operativa.

Nintendo señala en su demanda que ambas webs se encuentran “entre los más conocidos hubs de juegos piratas. A través de ambos portales, los demandados reproducen, distribuyen, comunican públicamente y exhiben una gran cantidad de copias no autorizadas de videojuegos de Nintendo, todo ello sin el permiso de Nintendo. Esto incluye miles de juegos desarrollados para casi todas las consolas de Nintendo”.

La demanda requiere 150.000 dólares por cada juego distribuido que viole su copyright y hasta 2 millones de dólares por cada infracción de marca, sumando en total más de 100 millones de dólares de demanda. Además de requerir estas cantidades, Nintendo reclama además quedarse con los dominios de los denunciados.

El enfoque de Nintendo es que los denunciados han hecho de las distribución de las ROMS un negocio ignorando en sus operaciones los derechos de autor de su compañía, diferenciando claramente entre una operación de fans. Por lo que no se ataca la distribución de ROMS, si no a aquellos que hacen negocio con ellas.