Nintendo ha llegado a un acuerdo con la plataforma HackerOne por la que recompensará economicamente a aquellos que encuentren fallos o defectos en su nueva consola Nintendo Switchlas cantidades económicas variarán entre los 100 dólares y los 20.000 dólares dependiendo de los fallos o vulnerabilidades encontradas, por supuesto, las vulnerabilidades respecto a las copias piratas o a la modificación de la consola exigirán mayor detalle por parte de los interesados y el valor de la recompensa aumentará exponencialmente entre las cantidades expuestas.
De esta manera Nintendo pretende luchar contra la piratería en su nueva consola, algo que sus dos anteriores consolas portátiles han sufrido de forma evidente con los flashcarts que permitían cargar copias de los juegos de forma bastante sencilla y económica sin tener que modificar la consola. Por supuesto es la propia Nintendo quien decide a quien le paga y cuanto, veremos que tal le va con esta propuesta o si los que encuentren estos fallos finalmente deciden hacerlos públicos para que la gente pueda modificar sus consolas como quieran.