NVIDIA finalmente ha cedido a lo inevitable durante el CES 2019 y ha anunciado compatibilidad G-Sync con monitores que utilizan el estándar Freesync. Pero sin embargo, esta noticia llega con ciertos “peros”, puesto que le fabricante se ha limitado a dar compatibilidad a ciertos paneles que ha testado en sus laboratorios.

NVIDIA dice haber probado un total de 400 paneles, de los cuales solo 12 han superado las pruebas para ser compatibles totalmente con G-Sync, lo cual ya deja en evidencia que NVIDIA no está dispuesta a abandonar a corto plazo a sus monitores con su sistema integrado de precio más elevado.

Esta compatibilidad llegará a partir del día 15 a través de un nuevo driver que permitirá activar o no esta opción si tenemos alguno de estos 12 monitores:

  • Acer XFA240
  • Acer XG270HU
  • Acer XV273K
  • Acer XZ321Q
  • Agon AG241QG4
  • AOC G2590FX
  • Asus MG278Q
  • Asus VG258Q
  • Asus VG278Q
  • Asus XG248
  • Asus XG258
  • BenQ XL2740

El resto de pantallas parece que podrán activar G-Sync, pero ya se advierte de que se podrían producir errores en paneles no testados por NVIDIA.

Finalmente, NVIDIA también ha presentado G-Sync Ultimate, un nuevo estándar con especificaciones superiores que sustituirá a G-Sync HDR como marca.

En esencia los nuevos monitores Ultimate ofrecen a los jugadores tasas variables de refresco desde 1Hz, opciones de overclocking, overdrive variable y soporte HDR de hasta 1000 nits con color DCI-P3 absoluto.

NVIDIA ha mostrado algunos de los primeros monitores que serán compatibles con G-Sync Ultimate, entre ellos el enorme OMEN X Emperium 65″ de HP, que buscará convencer a los jugadores de salón.

Comentarios