Finalmente los rumores se han vuelto reales cuando se ha filtrado una presentación para ensambladores en la que NVIDIA ha presentado a las principales marcas los nuevos modelos de tarjetas gráficas GTX basadas en arquitectura Turing pero sin núcleos RT para Ray Tracing.

El primero de los modelos es una GTX 1660 Ti con 1536 núcleos CUDA y 6GB de memoria GDDR6 que será más potente que las actuales GTX 1060 incluso llegando a acercarse a números de las GTX 1070. Por otro lado tenemos las GTX 1660 en formatos de 6 y 3GB de memoria GDDR6, las cuales tendrán 1280 núcleos CUDA y aspiran a ser un reemplazo directo de las actuales GTX 1060 en cuanto a rendimiento, aunque muy probablemente sean ligeramente superiores y con un menor consumo.

La fecha de lanzamiento para las GTX 1660 Ti se habría fijado a mediados del mes de febrero por precios que rondarán los 350 euros, mientras que las GTX 1660 se situarán en el entorno de los 200 hasta los 250 euros dependiendo de la cantidad de memoria a partir del mes de marzo.

Con este movimiento NVIDIA da opciones no-RTX en la gama media a los consumidores, aunque la diferencia de precios entre una GTX 1660 Ti y una RTX 2060 probablemente justificarán comprar la segunda la mayor parte del tiempo.