NVIDIA ha añadido una nueva variante de su popular tarjeta gráfica GeForce GTX 1060, que ahora incluye memoria más rápida GDDR5X, en vez de la memoria GDDR5 original. Este cambio mantiene las especificaciones originales de 1280 núcleos CUDA y los 6GB de memoria, pero el ancho de banda adicional aportará algo más de soltura a este modelo de gama media.

El movimiento de NVIDIA parece ser una respuesta al lanzamiento por parte de AMD de sus Radeon RX 590 8GB, que si bien no han dado el salto a la memoria GDDR6, si ofrecen un proceso de fabricación mejorado para su GPU saltando a los 12nm. Lo cual ha logrado mejores frecuencias y un consumo algo menor.

En cuanto a los nuevos chips GDDR5X, parece que se han usado componentes de 10Gbps, por lo que el aumento real en frecuencias respecto al modelo original es de 2Gbps. Aunque debo recordar que NVIDIA también comercializa modelos de 9Gbps con GDDR5 y que a la mayoría de GTX 1060 no les cuesta demasiado llegar a frecuencias efectivas de 9000 o 9500Mhz.

La memoria GDDR5X sin embargo también ofrecerá potencial de overclock para sus usuarios, pero me temo que las GTX 1060 debido a su potencia no se verán demasiado beneficiadas del ancho de banda adicional.

El nuevo modelo conserva el conector de alimentación de 6-Pin PCIe, por lo que su TDP se sigue situando en los 120W tal cual el modelo original. En cuanto a precios, parece que la nueva tarjeta seguirá apuntando al entorno de los 300€.

Comentarios