NVIDIA ha anunciado durante el GDC 2018 la nueva GPU profesional Quadro GV100, la primera tarjeta PCI Express en incorporar 32GB de memoria HBM2 y en utilizar por primera vez la GV100 que si encontramos en soluciones como DGX-1. Esta nueva GPU tendrá un coste de 9.000 dólares, triplicando de esta manera a las anteriormente lanzadas Titan V.
El GV100 está compuesto de seis GPC (Graphics Processing Clusters) con 84 Volta Streaming Multiprocessor Units y 42 TPCs que incluyen dos SM cada uno. Cada SM cuenta con 64 núcleos CUDA que suman un total de 5120 núcleos que pueden utilizarse en cálculos FP32 y INT32, mientras que también cuenta con 2560 núcleos capaces de ejecutar cálculos FP64 (doble precisión). Además la tarjeta cuenta con 640 Tensor Cores y 320 Texture Units.
Sobre el papel la nueva Quadro GV100 consigue 7.4 TeraFlops de potencia en doble precisión, 14.8 TeraFlops en Single Precision y 29.6 TeraFlops en media precisión. En el lado de la IA se consiguen 118.5 DLOPs, que suponen un ligero aumento frente a las Tesla V100 gracias a las frecuencias de funcionamiento mejoradas.
La memoria se ha configurado con ocho controladoras de 512 bit que componen un bus de 4096 bit para los 32GB de memoria apilada HBM2, a los que se les ha sumado 768KB de memoria L2 que suman un total de 6MB de L2 para el total del chip. Con una frecuencia de 850Mhz para la memoria, se ha conseguido un ancho de banda de 870 GB/s, 150GB/s más que la Quadro Pascal GP100.
La tarjeta llegará al mercado con el habitual modelo de referencia con blower y un PCB que incorpora cuatro salidas Display Port 1.4. En cuanto a consumo, el TDP suma 250W con dos conectores PCIe de 6 y 8 pines respectivamente.