NVIDIA ha presentado hoy oficialmente su nueva GPU TITAN RTX, una sucesora de su conocida serie semiprofesional TITAN basada en la arquitectura “Turing” que da vida al resto de modelos gaming RTX.

El nuevo rey de NVIDIA llega con una etiqueta bastante elevada como suele habitual, ya que el precio de 2499 dólares recomendado mantendrá lejos a quienes esperen tener este modelo como alternativa superior gaming a las RTX 2080 Ti. Pero dejando de lado ese aspecto la nueva Titan RTX llega acompañada de la versión completa del silicio TU102, la cual dispone de 4608 núcleos CUDA, 576 Turing Tensor Cores y 72 Turing Raytracing Cores en su interior, números que además se rematan con 24 GB de memoria GDDR6.

Las nuevas TITAN RTX disponen de la conexión NVLINK completa de hasta 100GB/s, con lo cual se podrán conectar hasta dos tarjetas.

Como decíamos la tarjeta viene con 24 GB de memoria GDDR6 que ha fijado su velocidad a 14 Gbps a través de un bus de 384 Bit, con lo cual se logran 672GB/s de ancho de banda, por no hablar que la capacidad extendida de memoria permitirá un mayor numero de datos o modelos más complejos.

En cuanto a frecuencias, el nuevo silicio TU102 llega marcado a 1350 Mhz base y a 1770 Mhz en Boost, con lo cual debería lograr según NVIDIA 16.2 TeraFLOPS en computo FP32, superando por 1.2 TeraFLOP al modelo predecesor TITAN V. Estos datos también deberían aportar un 10% más de rendimiento gráfico gaming que las actuales RTX 2080 Ti con un añadido de un 5% superior de ancho de banda, aunque con un buffer mucho mayor hasta los 24GB.

En cuanto al diseño de la tarjeta vemos como NVIDIA vuelve a repetir con su disipador con doble ventilador de 13 alas, que combina un disipador tipo radiador que además usa la tecnología de cámara de vapor para el contacto con la GPU. En el lado eléctrico encontramos una alimentación de doble conector de 8-Pin para un monstruoso TDP de 280W, el cual se traduce en un PCB de 13 fases de alimentación.

Este modelo se pondrá a la venta a lo largo de diciembre en Europa y Estados Unidos y representa una bajada de precio frente a las TITAN V que se ofrecían por 3000 dólares hasta la fecha basadas en “Volta”. Ahora falta ver si a los profesionales les interesa un modelo que ofrece poco más que el doble de la memoria disponible por más del doble de precio de lo que cuesta una RTX 2080 Ti.